Escribir puede salvar matrimonios

Dedicar tres veces al año, siete minutos para reflexionar sobre la relación de pareja, ayuda a manejar los sentimientos negativos.

06/02/2013 8:38
AA
Un experimento realizado por la Universidad Northwestern, de Estados Unidos, mostró que una breve terapia de pareja en la que se pide a los pacientes escribir, sólo siete minutos tres veces al año, ayudó a que los integrantes de un matrimonio pudieran manejar con más facilidad los sentimientos negativos surgidos en peleas domésticas y pudieran evaluar más objetivamente a sus compañeros o compañeras.
 
En el estudio participaron 120 parejas voluntarias; la mitad llevó a cabo el ejercicio de escribir y la otra mitad no recibió este tipo de intervención psicológica. Las intervenciones con escritura se realizaron tres veces, con una separación de cuatro meses entre cada una. Después de dos años de observación, los matrimonios que realizaban ejercicios de escritura se manifestaron más satisfechos con su relación, que los matrimonios estudiados que no escribían.
 
La Universidad Northwestern fue fundada en 1851 y tiene su campus principal en el poblado de Evanston, en el estado de Illinois. El principal punto que intenta atender su modelo de atención a la pareja, a través de la escritura, es el desgaste paulatino en el que caen los matrimonios con el paso del tiempo, principalmente la sensación de que la felicidad y la satisfacción disminuyen con los años de casados.
 
“La satisfacción matrimonial es muy importante para el estado saludable de quienes conforman una pareja, sin embargo hemos visto que esta satisfacción disminuye poco a poco con el paso de los años. Fue así como diseñamos esta intervención psicológica que ayuda a los esposos a adoptar una mirada objetiva sobre los conflictos maritales que se van sumando con el paso del tiempo y, a través de una mirada más objetiva, abre nuevas vías para procesar o solucionar esos conflictos”, indica el reporte de la Universidad, llamado 21 minutos de satisfacción matrimonial, en referencia a los tres ejercicios de escritura de 7 minutos cada uno.
 
El estudio también afirma que el ejercicio de escritura sirve como “un mecanismo de prevención contra la pérdida del amor”.
 
“No quiero que esto suene como un remedio mágico, pero los resultados son muy impresionantes si se toma en cuenta que este es un ejercicio de intervención mínima”, escribió el profesor de psicología social Eli Finkel, principal autor del estudio.
 
En el grupo de 120 parejas voluntarias, aquellas 60 parejas que participaron en el ejercicio de “reapreciación a través de la escritura” tenían que escribir, cada cuatro meses, una breve reflexión sobre qué tan satisfechos o satisfechas se encontraban con sus relaciones de pareja, principalmente en los renglones de confianza, pasión, intimidad, compromiso y amor. En el mismo ejercicio tenían que hacer una lista con datos específicos de cuáles habían sido las principales causas de discusión o diferencias con su pareja en los pasados cuatro meses.
 
El mismo ejercicio de escritura pedía a los esposos y esposas de las parejas participantes pensar en los motivos recientes de desacuerdo con su pareja desde la perspectiva de una tercera persona que estuviera preocupada por lograr lo mejor para los dos miembros del matrimonio.
 
Los resultados del experimento se obtuvieron de la siguiente manera: Las 120 parejas estuvieron en observación durante dos años. En el primer año todas las parejas fueron tratadas con los procedimientos estándar o conocidos de atención a la pareja. En ese primer año se documentó, a través de cuestionarios, que todas las parejas presentaban disminución de sus sentimientos de felicidad o satisfacción en pareja.
 
En el segundo año del experimento el total de 120 parejas se dividió en dos grupos y sólo 60 recibieron la terapia de escritura de reapreciación. Al final se volvieron a aplicar cuestionarios a todos los participantes y se descubrió que aunque  todas las parejas discuten y pelean con una frecuencia muy parecida, aquellas parejas que participaron en el ejercicio de escritura se sienten menos perturbadas por este tipo de discusiones de pareja y mantienen niveles altos de satisfacción al evaluar su vida matrimonial.
 
“Las respuestas nos indican que el separarse de los conflictos y verlos de manera más fría y objetiva no sólo ayuda a mantener un buen nivel de satisfacción de la vida de pareja sino que ayuda a otros procesos de pareja más íntimo como la pasión y el deseo sexual entre esposos, estos dos aspectos de la vida íntima son particularmente vulnerables a los daños que provocan las peleas repetidas a lo largo del tiempo”, explicó el profesor Finkel.
 
“Los efectos negativos de las peleas entre pareja pueden surgir del mismo modo entre quienes sólo han estado casados por un mes o entre quienes tienen 50 años de matrimonio o están en algún punto entre estos dos extremos”, señaló.
 
Aunque este estudio se enfoca en aspectos de la vida privada de los miembros de la pareja, la Universidad Northwestern plantea que la atención a los matrimonios es de importancia para la salud pública porque se han documentado muchas implicaciones positivas para la salud derivadas de vivir en pareja.
 
Un ejemplo de la relación entre salud individual y vida de pareja satisfactoria  está en las estadísticas de supervivencia de personas que tuvieron que ser sometidas a operaciones de puente coronario en el corazón. Según datos difundidos por la propia Universidad Northwestern, los pacientes con este tipo de operación y que declararon tener una vida matrimonial satisfactoria vivieron tres veces más años, después de la operación, que los pacientes que no tenían vida matrimonial satisfactoria.
 
“El matrimonio tiende a ser saludable para las personas, pero la calidad de la vida matrimonial es mucho más importante que la mera existencia de ese vínculo, Tener un vínculo fuerte entre los esposos es un dato médico que puede servir para predecir las perspectivas de salud a futuro. A partir de esta perspectiva, el invertir siete minutos del tiempo de los esposos en escribir y hacer esto tres veces al año parece ser una inversión de tiempo altamente rentable que no soluciona ni elimina los problemas pero que sí ayuda a dar una perspectiva más adecuada de la verdadera dimensión de los problemas, frente a la evaluación general de la pareja”, concluye el reporte de esta Universidad.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: