publicidad

Otros

Acromegalia, cuando el cuerpo no deja de crecer

De difícil diagnóstico, esta rara enfermedad provoca el crecimiento anormal de manos, pies, nariz, mandíbula y órganos internos.

  • 03/08/2012
  • 08:26 hrs.

La acromegalia es una enfermedad considerada “rara”, por su difícil diagnóstico y síntomas que pueden ser confundidos con otros males, por lo que en muchos de los casos se acude a médicos no especializados que desconocen las características de este padecimiento.

Así lo dijeron los doctores Francisco Velázquez, Jefe de Servicio de Endocrinología, del Centro Médico Nacional, y el doctor César Trujillo, Gerente Médico de Oncología de Laboratorios Novartis. Ambos especialistas coincidieron en que pasar por una serie de “diagnósticos especulativos” pone en riesgo un tratamiento oportuno y hasta la vida del paciente.


“La acromegalia es una enfermedad caracterizada por una mayor producción crónica de la hormona de crecimiento, generalmente por un tumor hipofisario. Este mal se traduce en una serie de deformaciones físicas, por ejemplo, el crecimiento anormal de las manos, de los pies, de la nariz, de la ceja; o la separación de los dientes, y de la mandíbula”. Esto a nivel visible, sin embargo, los médicos advirtieron que los órganos internos también crecen, por tanto, se derivan también problemas de corazón, diabetes y cáncer.

En el marco del Sexto Encuentro Maestro en Oncología, que se celebra este fin de semana en Cancún, Quintana Roo, el endocrinólogo Francisco Velázquez, detalló que la acromegalia es una enfermedad de muy caro tratamiento, entre 35 mil y 150 mil pesos por operación, que padecen entre 5 y 10 mil personas, aunque un alto porcentaje de éstas no lo sabe.

Por tratarse de un mal que puede tardar entre siete y 10 años en ser diagnosticado, la posibilidad de éxito y de lograr una mejor calidad de vida en los pacientes disminuye. “De los pacientes que atendemos por esta enfermedad, casi el 40% llega con prediabetes o diabetes y hasta el 75% con problemas del corazón”. Además en muchos casos la cirugía no es suficiente, pues el índice de curación de estos pacientes está en el rango de un 45%”, señaló Velázquez, quien abundó que es prácticamente imposible poner en práctica alguna medida preventiva.

Los principales signos y síntomas de la acromegalia son:

  • Crecimiento excesivo de la mandíbula 
  • Protusión (salida) del mentón
  • Separación de los dientes entre sí.
  • Dolor y dificultad en la masticación.
  • Crecimiento desproporcionado de la nariz, las orejas y de los senos frontales.
  • Piel engrosada y sudorosa.
  • Crecimiento del corazón.
  • Hipertensión arterial

Los especialistas insistieron en que el costo de los estudios para detectar esta enfermedad es muy alto, sin embargo, recientemente Novartis desarrolló una ampolleta de liberación prolongada, que se aplica una vez al mes, y que ayuda a controlar la enfermedad. Sin embargo, los expertos fueron enfáticos al afirmar que el medicamento no cura la enfermedad, pero sí ayuda a tener una mejor respuesta por parte del paciente, que no es candidato a una operación, o bien que ya se sometió a varias sin éxito. 

Finalmente, los expertos hicieron un llamado a que médicos, instituciones e industria farmacéutica, sumen esfuerzos para generar campañas que ayuden a detectar y diagnosticar oportunamente a pacientes de acromegalia, pues “esta es la única manera de control efectivo y de reducción de gastos, tanto para hospitales públicos, como para pacientes que deciden tratarse en hospitales privados, donde una operación dentro del tratamiento por acromegalia puede llegar a costar hasta 150 mil pesos”.  

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad