publicidad

Otros

Apoyan proyectos para mejorar calidad de vida

En México hay grandes problemas de salud pública tanto en enfermedades físicas como mentales, y buscan soluciones en la sociedad civil.

  • 30/04/2013
  • 18:21 hrs.

México es un país con grandes problemas de salud pública, y el gobierno no logra darse abasto para atender a todos, por ello han buscado respuesta en organizaciones privadas y en la sociedad civil, y en esta ocasión, la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, celebró el trabajo de ONGs.

En conferencia de prensa, Mikel Arriola, titular de la Cofepris, felicitó a las 22 organizaciones ganadoras de apoyos financieros otorgados por la fundación Pfizer, para llevar a cabo atención en salud y calidad de vida en los aspectos que más atención demanda la población mexicana.

El funcionario señaló que los proyectos galardonados están encaminados a la promoción de hábitos saludables así como a la concientización de la sociedad sobre el riesgo que implican las enfermedades de alta incidencia en el país.

Sin embargo, afirmó que en ocasiones se quedan desatendidas las enfermedades de baja prevalencia y que esos pacientes también tienen derecho a recibir soluciones, por ello es que la convocatoria que la farmacéutica abrió incluyó una amplia gama de temáticas como:

Los 125 proyectos recibidos fueron evaluados por profesionales en cada una de las ramas, y se complementó con los objetivos de la Cofepris que buscan un mayor acceso de tratamientos y terapias para los mexicanos a través de:

  • Facilidad de investigación y aprobación expedita de registros y protocolos
  • Aumentar el uso de moléculas innovadoras en el mercado mexicano
  • Convertir a México en el primer país de comercialización de medicamentos innovadores

De acuerdo con el funcionario los esfuerzos de la sociedad civil pueden ayudar de manera más inmediata al a población a tener una mejor calidad de vida porque “no se trata de alargar la vida, sino que se viva con calidad, y esto algunas veces la población civil que vive inmersa en los problemas entiende mejor qué es lo que se necesita”.

En entrevista con SUMEDICO, algunos de los ganadores compartieron su proyecto y mencionaron el impacto que tendría la población beneficiada con estos proyectos.

Marla Lino, representante de la organización “Fronteras unidas Prosalud”, señaló a SUMEDICO que su objetivo central es dar atención médica y educativa a las mujeres que se acercan o atraviesan por el climaterio y la menopausia.

La activista señaló que el año anterior se vieron beneficiados con el apoyo, y al ver los resultados que impactaron de forma importante a la salud de las mujeres fueron galardonados de nueva cuenta.

“Este es un proyecto de continuidad, por el momento solo lo operamos en Tijuana, pero logramos que las mujeres que llegaban a atenderse en una buena edad, con ayuda de las densitometrías óseas, las pruebas de Papanicolaou, colposcopías o mastografías, evitaban que su salud decayera, y si ya no tenían buena calidad de vida, lograron tratamientos oportunos que ayudaron a recuperar su bienestar”.

Lino señaló que en esta organización se cuenta con los apoyos de medicamentos y suplementos como el calcio para atender a esta población, pero que también se puede canalizar con los oncólogos cuando el caso así lo requiere.

Por su parte Christopher Muñoz, otro de los galardonados y representante del a “Fundación Casa Nueva”, explicó a SUMEDICO que su objetivo central es ayudar a rehabilitar a varones con problemas de adicciones, y que es a partir de este año que se involucran más puntualmente con la población adolescente, y de forma particular en los trastornos de ansiedad y depresión que llegan a presentar este tipo de pacientes.

“Nosotros atendemos a los consumidores de alcohol o de sustancias ilegales y que ya les presentan una patología, el beneficio directo que ellos y hasta cuatro familiares directos reciben, son tratamientos contra la ansiedad y la depresión, porque cuando un adicto sufre transformaciones en el cuerpo genera este tipo de sentimientos y emociones que nos obligan a continuar con las sustancias y es el primer foco que debemos atender para ayudarlos a no consumir más”.

En su tarea por romper el círculo viciosos de depresión y ansiedad que obliga a consumir más, esta fundación cuenta con equipo psicológico y médico, que además de tratar a los pacientes que llegan con ellos, tienen la tarea de capacitar cada vez a más especialistas para lograr que conozcan los aspectos especiales de tratar a pacientes con adicciones.

“Está bien todo el trabajo que se hace sobre prevención, y en realidad ayuda a evitar que haya nuevos consumidores, pero quienes ya son adictos necesitan soluciones para terminar con estos problemas y sobre todo comprender que si no quieren deprimirse más deben dejar de consumir y es importante ayudarlos a vencer su ansiedad por consumir más”, recalcó.

Asimismo señaló que su forma de operar es con terapias individuales y familiares, y que mientras la familia puede asistir solo a las terapias, el adicto si es adolescente, necesita internarse seis meses, y si es adulto un mínimo de cuatro, pero todos necesitan un seguimiento mínimo de tres años.

Y una vez rehabilitados, la fundación ayuda a los pacientes a recuperar su vida, para lograr una reinserción laboral o académica sin discriminación y ausente de problemas sociales.

 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad