En años pasados se pensaba que la cardiopatía isquémica era un mal de gente mayor, que tenía un rango de 55 a 60 años, pero actualmente, con las condiciones de vida que se tienen y los descuidos presentados durante la infancia, los problemas cardíacos se empiezan a ver más en personas más jóvenes.

En el foro “Males del corazón, principales verdugos de los mexicanos” realizado por SuMédico, el director general de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Centro Médico Nacional “La Raza” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Guillermo Careaga Reyna, explicó que antes era muy poco frecuente ver en México a un paciente con infarto a los 35 a 40 años, “pero ahora es una condición que puede llegar a suceder”.

El peligro acecha desde varios frentes y existen dos factores en la vida de los mexicanos que hacen más propensa la aparición de ambos verdugos: la genética y los malos hábitos.

Problemas cardíacos: la principal causa de muerte de los mexicanos

Careaga Reyna que el hecho de tener los alimentos procesados y azucarados, el control remoto y la facilidad de ser sedentario a la mano tiene mucho que ver, pues una mala dieta predispone a la gente a placas que reducen su flujo sanguíneo.

“Si consideramos la presencia de sedentarismo, los malos hábitos y la diabetes, que afecta el corazón, la cabeza y los riñones, entonces podemos decir que nos encontramos en una situación muy complicada”, mencionó el experto.

Los problemas cardíacos no son de gente mayor y se pueden presentar desde el nacimiento, abunda el cardiólogo pediatra del Hospital Juárez de México, Luis Eduardo López Arreola.

“Hay dos tipos de cardiopatías: las congénitas, que son anomalías estructurales o en la formación del corazón con las que nace el pequeño y son las más frecuentes en pediatría, y las adquiridas, que se dan por otros factores no natales. La más frecuente es la enfermedad de Kawasaki, en la cual se genera una inflamación dañina en los vasos coronarios”, informó López Arreola.

En palabras del especialista, del 3 al 4% de los seres humanos van a tener una malformación en general y dependiendo del año y del lugar, las cardíacas  pueden ser unas de las primeras. “Son una de las principales causas de muerte neonatal precoz, que se ha visto que es hasta del 40%”, abunda el especialista.

Los problemas cardíacos no deben ser tomados a la ligera y requieren tratamiento quirúrgico en las primeras etapas de vida.

“Afortunadamente la aplicación de medicamentos ha disminuido la probabilidad de padecer esta enfermedad, pero hay otros padecimientos que tienen que ver con genes y en algunos niños podemos ver patrones de herencia familiar. Es importante hacer un diagnóstico del niño y el paciente para evitar malformaciones”, agrega.

¿Cómo se lleva a cabo el diagnóstico de los problemas cardíacos?

López Arreola señala que existen varios tamices, como el cardíaco, que deben ser obligatorios. Llevarlos a cabo es importante porque hay problemas cardíacos en menores que pueden requerir tratamiento en el primer mes de vida y el diagnóstico temprano es fundamental.

“Los pequeños pueden llegar a perder la vida antes del primer año. Se está intentando hacer tamiz en todos los centros donde se den nacimientos. A los pequeños se les pone un oxímetro en la mano derecha (preductal) y en la pierna (postductal). Dicho procedimiento debe realizarse entre las primeras 24 y 48 horas de vida”, informa.

A pesar de que todavía no se trata de un programa obligatorio, el procedimiento ya está siendo realizado en el Hospital Juárez, señala el doctor Arreola.

El cardiólogo pediatra del Hospital Juárez de México añade que no existen muchos pacientes pediátricos para trasplante, pues no hay tantos órganos ni donantes en este grupo de edad.

¿Pueden darse problemas cardíacos por el coronavirus?

El doctor Careaga alerta que los problemas cardíacos pueden aparecer como secuela de covid-19 incluso hasta 6 meses después de haber tenido la infección.

Dentro de la población pediátrica se ha llegado a ver el Síndrome multinflamatorio sistémico, agrega el doctor López Arreola.

60 personas en lista de espera para acceder a un corazón cada año

El doctor Careaga, quien participó en el primer trasplante de corazón el 21 de julio de 1988, realizado por el doctor Rubén Argüero, ha sido el cirujano en alrededor de 180 trasplantes que se han realizado en La Raza, y en 20 otros fue ayudante del doctor Agüero.

El especialista informó que desde julio de 1988 hasta julio de 2021 se habían realizado 631 trasplantes de corazón en México y 225, es decir, una tercera parte, se han llevado a cabo en La Raza.

Explicó que hay alrededor de 60 personas en lista de espera cada año y que la disponibilidad de corazones para trasplantar afortunadamente se ha incrementado. “Ahora nos presentan de 3 a 4 potenciales donantes cada semana, pero no todos cumplen con los criterios necesarios”.

El doctor Careaga indicó se tiene éxito en los trasplantes de un 85 a 90% de los casos en el primer año, y entre 80 y 85 a los cinco años.

Por su parte, el doctor Lopez dijo que entre 8 y 12 de cada 1,000 niños vivos pueden tener una malformación del corazón.

 Las cardiopatías congénitas se encuentran entre las principales causas de mortalidad en niños.

Agregó que las cardiopatías congénitas complejas pueden requerir cirugía en el primer mes de vida. 

La educación debe venir desde casa

El doctor Careaga recalca que la educación debe venir desde casa, pues pareciera que los problemas cardíacos no dan señales y, a la larga, cuando se llega a la edad adulta, se presentan todas las molestias.

“Un estilo de vida activo puede ahorrar muchos problemas cardíacos, No es necesario que sean atletas de alto rendimiento, pero con que tengan actividad física. De 30 a 40 años en adelante se recomiendan exámenes para detectar estos padecimientos porque una vez que se desarrollan vienen las consecuencias. Si se presenta cualquier dolor o molestia se debe hacer una valoración para descartar o confirmar”, recomienda el director general de la UMAE en el hospital “La Raza”.

Para saber más de...5 beneficios del silencio para la salud

1) Un beneficio al que no estamos acostumbrados

Tomar momentos del día en los que no escuches nada puede ayudar en tu salud. Sin embargo, pocas personas conocen esto debido a que se encuentran en un ambiente lleno de ruido y estrés. ¿Te has dado el tiempo para estar solo sin ningún tipo de sonido?
2) Tómate unos momentos para estar contigo

Estar en silencio no tiene porqué estresarte y cuando te des un tiempo al día para desconectarte de todo y de todos, verás que es más relajante de lo que pensabas. La psicóloga de salud clínica Amy Sullivan detalla para Cleveland Clinic que estar en silencio ayuda a reducir la tensión muscular.
3) ¿Estrés?

Hemos normalizado el estrés al punto de que existen trabajos que piden “tolerancia a la frustración” en sus requisitos. Sin embargo, existen maneras de relajarte después de un largo día de trabajo y uno de ellos es estar solo con tus pensamientos. La doctora Sullivan explica que el silencio ayuda a disminuir el ritmo cardíaco
4) Las personas con hipertensión pueden verse beneficiadas

En palabras de la doctora Sullivan, otro de los beneficios que debes conocer sobre los momentos de silencio es que quitar todo ruido de las cosas que puedas controlar puede ayudar a bajar la presión arterial.
5) ¿No encuentras las llaves?

Si no recuerdas cosas o perdiste algo importante, estar en silencio puede ayudarte. La psicóloga Sullivan apunta que otro de los beneficios del silencio es el aumento del enfoque y la cognición.