publicidad

Diabetes

Con diabetes mide tu glucosa 7 veces al día

Especialistas recomiendan monitoreo de glucosa varias veces al día en diferentes ocasiones para detectar anomalías.

  • 27/10/2011
  • 11:51 hrs.

Hace más de 20 años que se conocen y se tienen los mecanismos para el control de la diabetes, sin embargo, las personas siguen sin prestar seriedad a su enfermedad, y según explicó en conferencia,el especialista en endocrinología Jorge Victor Yamamoto Cuevas, no saben ni cuando tienen un buen control y cuando no.

Para conocer quétanto saben sobre la enfermedad los pacientes y sus familiares Johnson y Johnson encuestó a 650 personas de las cuales 45% eran pacientes con diabetes tipo 1 y 2 y el 55% eran familiares de los pacientes.

Para sorpresa de los especialistas, casi el 80% de los pacientes y sus familiares estaban seguros de que tenían un buen control sobre su enfermedad porque cuando se las detectaron sus niveles de glucosa estaban por encima de los 300, y ahora estaban ligeramente arriba de los 200, pero eso en realidad no significa un buen control, según explico Yamamoto.

En efecto, sí hubo una reducción de la glucosa o la glicemia en la sangre, pero eso no significaba un buen control, tan sólo que los medicamentos funcionaban, pero el problema radicaba en que cuando las personas “con diabetes deberían ser un ejemplo a seguir por la magnífica calidad de vida que “llevan”, no todas lo hacen de modo completo”.

Con esto Yamamoto señaló que algunas personas sólo toman sus medicamentos, de los cuales el 13.71% es insulina y el 37.45% toma un tratamiento oral, otros dejan todo a un cambio en la dieta (32.63%) y otros más (16.22%), sólo hacen ejercicio, y sí, en efecto todas estas medidas ayudan a bajar la glicemia, dice el especialista, pero no es un buen control, sino que debe hacerse en conjunto y sin olvidarse que “la glucosa no se mide una vez cada seis meses y en ayunas, sino varias veces al día y después de la ingesta de los alimentos”.

El especialista explicó que todo viene de base porque los mismos médicos no saben tratar a los pacientes, “algunos ni siquiera les revisan los pies en las primeras consultas porque creen que no es necesario, aún cuando el paciente llega informado y les solicita la revisión”.

Entonces, según el endocrinólogo y también Director General de la Policlinic of the Attention of Diabetes México, es importante que los médicos se involucren más con la enfermedad que están tratando y le expliquen al paciente porqué es importante el auto monitoreo continuode glucosa y el llevar el estilo de vida adecuado, sino no se va a lograr el cambio.

Médicos sólo entrenados para recetar medicina

Yamamoto dijo que a los médicos se les entrena para diagnosticar enfermedades y dar fármacos, pero no para educar al paciente, sino que el paciente además debe acudir con un educador en diabetes que le dé más detalles sobre la enfermedad, y no lo hacen porque no saben que existen debido a que la mayoría de los médicos no trabajan con los educadores.

“Pero es importante que un paciente esté consciente que con el diagnóstico de diabetes su vida no acaba, no se halla ante un mundo de prohibiciones, no va a quedarse discapacitado de algún aspecto y mucho menos va directo a la muerte, sino que simplemente una condición en su vida ha cambiado, y hay que ajustarse a ese nuevo entorno y monitorear su cuerpo para que regrese a trabajar normalmente” afirmó Yamamaoto.

De acuerdo con el endocrinólogo, la única forma de saber si el paciente va por buen o mal camino es monitoreándose en varios momentos:

  1.  Ayunas
  2. Después de comer
  3. Antes de hacer ejercicio
  4. Después del ejercicio
  5. Antes de dormir
  6. Al despertar
  7. Cuando quieran saberlo

Y así tener el control de cuándo es que su glucosa está saliéndose de los parámetros y adaptar el mejor tratamiento para cada caso.

Pues según Yamamoto un paciente que no tiene ese registro, no puede controlar su problema, aunque tome los medicamentos o aunque lleve una buena dieta o haga ejercicio.

Otro de los errores comunes que Yamamoto mencionó, es que el paciente a veces sí se mide la glucosa todos los días, pero antes de tomar el medicamento para saber si se toma una o media pastilla, y eso no le dice nada, pues a lo largo del día por las actividades y las emociones que tenemos la glucosa cambia.

Para finalizar, el especialista indicó que de entrada el médico no debe decirle al paciente que se tome la glucosa todos los días por la mañana, sino en distintas ocasiones, especialmente cuando inicia un tratamiento o cuando cambia de fármacos o dosis, y que los pacientes sean conscientes de que saber cómo se encuentran a lo largo del día, les va a dar libertad para tomar decisiones y saber si llegan a sentirse mal si tienen hiperglucemia o hipoglucemia, que es un caso que también se presenta de forma frecuente en pacientes con diabetes.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad