publicidad

Otros

Conoce los principales trastornos del sueño

Problemas respiratorios al dormir y el insomnio, son los padecimientos más recurrentes dijo especialista en SUMEDICO Radio.

  • 19/03/2012
  • 10:13 hrs.
Las principales razones por las que los pacientes con trastornos de sueño acuden a revisión son los trastornos respiratorios y el insomnio, dijo en SUMEDICO Radio la doctora Yoaly Arana, coordinadora del área de investigación de la Clínica del sueño en la Universidad Autónoma Metropolitana, Campus Iztapalapa. Escucha la entrevista parte 1, parte 2 y parte 3
 
En el caso de los trastornos respiratorios, la especialista señaló que “una de las principales quejas es la somnolencia excesiva diurna, cuando los pacientes duermen muchas horas pero despiertan cansado y durante el día están irritables, cometen errores en el trabajo o la escuela, y esto afecta su calidad de vida; lo que sucede es que cuando el paciente deja de respirar su cerebro se activa y se va a sueño ligero, entonces el cuerpo no descansa”. 
 
La razón por la que esto ocurre es que se obstruye la vía aérea superior, en ocasiones a causa de la base de la lengua, que puede ser muy ancha y gruesa, o bien por la úvula, las amígdalas o el paladar blando, situación que ocurre con mayor frecuencia en hombres entre 40 y 60 años, “ya que los tejidos pierden tono muscular y obstruyen la vía respiratoria”, indicó la doctora Arana. 
 
De acuerdo con la experta, otro síntoma asociado es que los pacientes con apena se levantan a orinar con frecuencia durante la noche, ya que como hay cambios en la frecuencia cardiaca se librean hormonas que promueven que se filtre la orina para liberar agua del cuerpo y contrarrestar los cambios. 
 
El insomnio
 
Es normal, según los especialistas, no poder conciliar el sueño durante algunas noches, pero si la situación dura más de dos semanas, ya puede hablarse de un insomnio sub-agudo, el cual puede tratarse con buenos hábitos de sueño. 
 
“Cuando un paciente tiene insomnio, primer hay que definir si se trata de insomnio primario o bien que está asociado a otro trastorno, por ejemplo neurológico, como el Parkinson, o inclusive con la depresión, y en ese caso se hacen evaluaciones y se ataca directamente el problema del que deriva el insomnio, porque los pacientes acuden por ayuda a causa de no poder dormir, pero no por el trastorno del que derivan”, manifestó la doctora. 
 
Tratamientos
 
Para acudir con un especialista, es necesario que el paciente identifique que no está descansando y tiene sueño durante el día, “entonces hay que acudir con un especialista, y ahí, dependiendo del paciente y los síntomas se hace un estudio de sueño, el cual nos ayuda a saber cómo duerme el paciente, se registra durante la noche la actividad general y a partir de los resultados damos un tratamiento”, explicó. 
 
Por ejemplo, en pacientes con apnea obstructiva del sueño, pero que también tienen sobrepeso u obesidad, se les trata con un equipo de presión aérea positiva continua, que consta de una mascarilla conectada con una compresora de aire que lo lanza para que, de forma mecánica se evite la obstrucción en las vías aéreas del paciente. 
 
“También hay guardas de avance mandibular para despejar las vías aéreas y evitar el ronquido y las apneas; también hay cirugías en donde se disminuyen los tejidos blandos como las amígdalas, sobre todo en niños, y las úvulas”, explicó la doctora.
 
Consecuencias de un mal sueño
 
El mal sueño puede asociarse con problemas posteriores de diabetes y presión alta, “y con ello se relaciona también con síndrome metabólico. Inclusive hay pacientes jóvenes que tienen un diagnóstico de hipertensión, pero cuando se les corrige la apnea del sueño su presión mejora y, en colaboración con el cardiólogo podemos retirar el medicamento”, señaló la especialista. 
 
Finalmente, la doctora Arana compartió algunas máximas importantes cuando se trata de tener higiene del sueño y evitar activarnos antes de ir a dormir: 
  1. No tener luces encendidas y alejarse de la televisión y la computadora, ya que el cerebro tiene un núcleo que detecta la intensidad de la luz y, a partir de ella, el cerebro decide si nos dormimos o no quedamos despiertos
  2. Evitar ingerir sustancias que nos activen como el café, los refrescos de cola, el cigarro, chocolates, etcétera, 3 0 4 horas antes de dormir
  3. Evitar hacer ejercicio, porque el organismo de activa 
 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad