publicidad

Otros

Crean prueba sanguínea para identificar tóxicos

Estudiante de la UNAM desarrolla un estudio que mide los contaminantes en sangre de recién nacidos, puede hacerse con el tamiz neonatal.

  • 15/08/2012
  • 09:38 hrs.

Los hidrocarburos aromáticos, son sustancias cancerígenas que se concentran principalmente en los ladrillos, y los daños que causa podrían ser detectados a tiempo si se incluyen en la prueba del tamiz neonatal, estudio preventivo para detectar desde el nacimiento enfermedades o trastornos graves, físicos y mentales.

Para realizar esta prueba se extrae sangre del cordón umbilical o del talón del bebé y mediante procesos específicos se puede saber si el niño tiene algún trastorno metabólico o de algún tipo.

Y en caso de resultar positivo se puede dar un tratamiento antes de que ocasione algún daño orgánico, por ello es que Sergio Robles Obregón, de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM en su tesis de licenciatura propone la inclusión del análisis de hidrocarburos aromáticos polinucleares.

El universitario plantea obtener estas concentraciones en sangre con la extracción de los gases cuando están en fase líquida en los remanentes del tamiz neonatal, de modo que sea una prueba rápida, económica, confiable y precisa para identificar y cuantificar los contaminantes en la prueba.

Robles, indicó que debe realizarse prioritariamente en zonas donde haya  fábricas de ladrillos porque es donde más concentración de este tóxico hay.

Asimismo señaló que las personas que están expuestas a procesos de combustión en hornos, o motores de automóviles, tienen el riesgo de inhalar las partículas de hidrocarburos polinucleares que causan mutaciones y cáncer.

Robles señaló que esta prueba ya se hace en diversas industrias y el sector salud para controlar la calidad de sus productos.

Y en el método del tamiz, se debe tomar la prueba, tratarla y concentrarla con técnicas de microextracción. “Se utilizan jeringas de cromatografía a las que se coloca una fibra hueca de polipropileno en la punta, luego se rellena con disolvente y se coloca en un recipiente con la muestra de sangre ya preparada para extraer los hidrocarburos policíclicos. Después, se analiza en un cromatógrafo de gases acoplado a un espectrómetro de masas”.

En este paso se identifican y cuantifican los hidrocarburos presentes para determinar si están a niveles muy altos o por debajo de los límites aceptados por las normas respectivas, subrayó. (UNAM)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad