publicidad

Otros

Dejar de fumar requiere una actitud integral

Conocer la acción de la nicotina y la forma de controlar la ansiedad son pasos importantes para comenzar a dejar de fumar, dijo experto.

  • 30/05/2013
  • 14:31 hrs.

Durante muchos años el tabaquismo fue considerado solamente como un hábito o un gusto, sin embargo, se trata de una enfermedad social que debe ser extirpada, ya que el país sufre más de 65 mil muertes anuales a causa del tabaquismo, la gran mayoría de ellas en personas en edad productiva, dijo a SUMEDICO el ingeniero Eduardo Hernández(*), fundador de la Clínica del Tabaco y desarrollador del “Programa de 6 Pasos (P6P) para Recuperarse del Tabaquismo”.

El autor del libro Cómo dejar de Fumar ¡Definitivamente!, explicó que, desde su experiencia, la gente no fuma porque en verdad le guste, sino “porque no le queda de otra debido a la ansiedad, el estrés, la irritabilidad que surgen cuando se deja de fumar”.

Indicó que, sin duda, el tabaquismo es una enfermedad social que debe ser retirada y tratada, “podemos detenerla, no es algo utópico sino una realidad que podemos ofrecer a la población para mejorar su calidad de vida y evitar que sea parte de las estadísticas del tabaquismo”.

¿Cómo dejar de fumar?

El fundador de la Clínica del Tabaco, que padeciera esta adicción durante 30 años, explicó que para poder dejar de fumar, para desarraigar a la persona de la adicción es necesario que aquélla esté dispuesta a tener la voluntad de escuchar.

“Para dejar de fumar no es necesario tener fuerza de voluntad, o utilizar terapias de hipnosis, fármacos, parches, enjuagues o agujas”, señaló, y a continuación explicó el sistema con el que garantiza desapegarse del tabaco, mismo que aplican en la Clínica del Tabaco:

  • Se informa al fumador la manera como la nicotina actúa en su organismo.
  • Se controla la parte psicológica de la dependencia y la respuesta condicionada que crea fumadores a largo plazo.
  • Se toma la decisión de detener la enfermedad.
  • Se enseña al paciente a controlar las reacciones de su sistema nervioso cuando se le retira la nicotina.
  • Se previene la recaída con literatura relacionada.

Explicó que el verdadero problema recae en que los fumadores saben que el tabaco les hace daño, pero lo que no saben es “cómo dejar de fumar, cómo dejar de sentir los ataques de ansiedad, irritabilidad, estrés y angustia ante las situaciones cotidianas de la vida, porque todo eso estará ahí, fumemos o no”.

Eduardo Hernández refirió que con este sistema se garantiza hasta un 80% de éxito a un año de haber dejado la adicción, porque entonces la gente comprende cuál es el efecto que tiene el tabaco en su organismo y, “lo que vamos a hacer ahora es dejar de inhalar el humo de una planta seca que contiene siete mil compuestos químicos, 81 de los cuales, según ha comprobado la Organización Mundial de la Salud, son mutagénicos y cancerosos.

“Empezamos a fumar por razones muy diferentes a las que nos llevan a seguir fumando. Cuando comenzamos lo hacemos por curiosidad e imitación, por pertenecer a un grupo, pero ésas no son las razones por las que seguimos fumando”, señaló.

Fue enfático al señalar que para poder dejar de fumar hay que cambiar las razones por las que se continúa fumando, “y esto es muy importante, ya que para poder entender la problemática y poder resolverla es necesario realizar esa diferencia”.

Posteriormente explicó que cualquier persona puede acercarse a la Clínica del Tabaco. “Somos una organización no gubernamental que tiene fines sociales y humanitarios, por lo que pueden acercarse, ya sea primero por teléfono o por medio de la página electrónica, para conocer el programa que dura seis horas y cuenta con un seguimiento de parte de los terapeutas, aumentando el porcentaje de éxito con el libro Cómo Dejar de Fumar ¡Definitivamente!”.

Clínica del Tabaco
Tlalpan 572, Col. Moderna, Del. Benito Juárez, México D.F.
contacto@clinicadeltabaco.org
5786-0300
clinicadeltabaco.org

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad