publicidad

Diabetes

Diabetes podría dañar la salud ocular

Debido a los daños de circulación sanguínea, se puede alterar la visión, presentar desprendimientos de retina, sangrados y muerte de tejido ocular.

  • 13/03/2012
  • 10:07 hrs.

La diabetes es una enfermedad que causa daños a nivel circulación es decir todos los vasos sanguíneos del paciente se ven afectados, desde los más pequeños hasta los más grandes, entre ellos los microvasos oculares ocasionando que el paciente presente alteraciones en la visión, desprendimientos de retina, sangrados y hasta muerte del tejido ocular. (Ve el vídeo)

En entrevista con SUMEDICO, el doctor Francisco Martínez Castro (*), explicó que hay un diagnóstico de retinopatía diabética cuando el paciente experimenta flujos de líquido (sangre) en el ojo, hemorragias, o que por el contrario, deje de haber circulación en este órgano a causa de un estrechamiento en los vasos sanguíneos.

El especialista indicó que cuando el paciente refiere pérdida de la visión y se comprueba que fue a causa de falta de circulación, la razón es que en una zona, o en todo el ojo, el paciente dejo de recibir irrigación sanguínea causando que esa parte del tejido ocular muriera.

 Uno de los principales problemas con la enfermedad, dijo el oftalmólogo, es que al ser una enfermedad que no da molestias las personas son capaces de vivir varios años negándola, no se atienden, no se monitorean, y cuando ya les da algún síntoma ya es tarde.

“Durante todo este tiempo los pacientes viven gestando por ejemplo daños en sus ojos, y puede ser que hasta hoy vean bien, pero llegan cuando ya tienen dañada la retina y es entonces que necesitan altos costos de cirugía, muchos riesgos y la mayoría de las veces solo pueden obtenerse resultados parciales”.

Para evitar esto, el especialista dice que el mejor escenario es que las personas, si tienen riesgo de diabetes, ya sea por antecedentes familiares o tienen síndrome metabólico que es sobrepeso, hipertensión y colesterol alto, se hagan un estudio, y en caso de resultar positivo para diabetes, se hagan cada año un estudio de fondo de ojo para evitar que se instaure una retinopatía diabética.

Quienes corren más riesgos de presentar la enfermedad, advirtió el oftalmólogo, son quienes presentan diabetes tipo 2, pues quienes son totalmente dependientes de insulina, tienen un plazo de hasta cinco años antes de que pudiera haber inicios de esta enfermedad ocular.

Sólo el especialista puede detectarlo oportunamente

El doctor Martínez señaló que sólo el especialista es capaz de detectar oportunamente la enfermedad, pues no es inmediato que el paciente presente síntomas, cuando los presenta es porque ya tuvo hemorragias o porque las venas se estrecharon tanto que ya no hay circulación y esa parte del ojo ya murió y por lo tanto el paciente pierde la capacidad de ver.

Para detectarlo, puede ser con el estudio de fondo de ojo que realiza el oftalmólogo, o con otro tipo de nuevas técnicas que incluso pueden hacer los optometristas y los técnicos, y el médico es quien evalúa los resultados obtenidos.

Sin embargo, es un estudio específico, pues de acuerdo con Martínez, al hacerse una graduación de anteojos, si el paciente no le refiere al optometrista que tiene diabetes o síndrome metabólico, difícilmente notará que tiene retinopatía diabética.

“En ese momento la señal más clara para sospechar de una posible retinopatía, es que al paciente no le quedan los lentes, porque mientras el azúcar ande ondulante, las lecturas de graduación son muy diferentes entre una y otra”.

Un tratamiento integral

 Aún cuando se piensa que para tratar la retinopatía diabética deben tomarse medicamentos o recurrir a cirugía, esto no es lo único, sino que primero que todo “ya nos convencimos los diferentes especialistas que lo primordial es que el paciente se alimente correctamente tenga los nutrientes que su cuerpo requiere y no más, porque en México somos muy dados a comer mal, de más y a no tener actividad física”.

Aunado a una buena alimentación, calculada por un nutriólogo, el especialista señaló que el paciente debe hacer actividad física, tomar sus medicamentos, medir su glucosa, y acudir puntualmente a sus revisiones periódicas, y claro todo con el apoyo de su familia y decidiendo activamente en su caso y no dejar que los demás resuelvan.

Sin embargo algunas veces, “el paciente desiste porque para atenderse integralmente, incluyendo la parte psicológica porque luego somos muy ásperos los especialistas en dar los diagnósticos y eso les causa muchos problemas de asimilación y el paciente debe recibir este apoyo también, necesita trasladarse por toda la ciudad, pero eso los cansa y dejan sus tratamientos, por ello queremos innovar en clínicas en donde en un solo lugar el paciente recibe el apoyo del diabetólogo, educación, talleres, nutrición, psicología, oftalmología y todo integral”.

(*) Dr. Francisco Martínez Castro
Oftalmólogo, especialista en enfermedades inflamatorias y retina médica
oftintesp@prodigy.net.mx

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad