publicidad

Otros

Dormir mal afecta el sistema inmunitario

Dormir mal no sólo te provoca cansancio al día siguiente sino puede afectar el sistema inmunitario, propiciando enfermedades.

  • 15/03/2012
  • 09:05 hrs.

Quien no tiene un buen sueño y no descansa bien, es más vulnerable ante enfermedades respiratorias, gastrointestinales, trastornos respiratorios del sueño y presión arterial alta, en general, no dormir adecuadamente puede afectar el sistema inmune, dijo a SUMEDICO  la doctora Yoali Arana (*), de la Clínica del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Si bien es cierto que algunos especialistas aseguran que existe un número de horas promedio que deben ser cubiertas por el sueño, para la especialista de la UAM la cantidad de horas de sueño varía de persona a persona.

“Se maneja un promedio de entre 7 y 9 horas, pero existen personas que duermen solamente 4 o 5 horas, así como quienes necesitan dormir más de 10 horas, pero todos al levantarse se sienten bien descansados”, mencionó.

El que una persona se sienta funcional al comenzar el día depende del número de horas que duerma la noche anterior, es decir, no estar irritable ni cansado ni sienta deseos de dormir durante el día, “pero si a pesar de dormir las horas que mi cuerpo necesita y a las que está acostumbrado sigo sintiéndome cansado, entonces ahí debe haber un trastorno del sueño, hay algo que no me permite llegar a etapas profundas del sueño y entonces hay que acudir a una valoración”, señaló la especialista.

Pero también agregó que es importante que la gente sepa que es posible dormir, tanto 5 horas solamente, o bien 10 horas seguidas, sin que ninguno de los extremos deje de ser normal, ya que todo depende de la persona, a cuánto tiempo esté acostumbrada a dormir y cuánto necesite su organismo.

Luz y oscuridad

A pesar de todo, más importante que el número de horas que se duerma, desde la perspectiva de la doctora Arana, es el momento en que se duerme, ya que no es lo mismo dormir de día que de noche.

“Los seres humanos somos una especie que está inactiva durante la oscuridad, y cuando hay luz de por medio, entonces el cerebro se activa y estimula núcleos que promueven la vigilia; de la misma manera que cuando hay oscuridad, el cerebro libera melatonina, una hormona que promueve el sueño”, indicó, y señaló también que cuando se cambian los husos horarios, poco a poco el cerebro se acostumbra a dormir en la oscuridad y a despertar en la luz.

Respecto a la posibilidad de dormir durante el día después de una fuerte desvelada, la especialista señaló que sirve como ayuda, pero es limitada.

“Esto nos repone parcialmente, pero no vamos a poder dormir todo el tiempo que necesitamos, hay horas de sueño que no pueden recuperarse, si es una situación extraordinaria, como un velorio, es posible intentarlo, pero si esto se hace de forma cotidiana, el ciclo de sueño puede alterarse y generar trastornos de ritmo circadiano”, indicó la doctora Arana.

Dichos trastornos pueden ser fases retrasadas del sueño, la cual puede presentarse con mayor frecuencia en adolescentes, o bien situaciones como perder el ritmo de sueño por completo, durmiendo a ratos durante el día, como sucede en su mayoría a personas de la tercera edad.

Finalmente, la especialista recomendó tener “horarios regulares, acostarnos a la misma hora y levantarnos a la misma hora, incluidos los fines de semana y aún cuando nos hayamos desvelado, para evitar que se rompan nuestros patrones de sueño”, y enlistó una serie de situaciones que es mejor evitar antes de ir a dormir.

Qué no hacer antes de dormir

  • Evitar ingerir estimulantes como café, refrescos o chocolates
  • Hacer ejercicio cardiovascular
  • Tener la televisión encendida, o bien el monitor de la computadora, porque eso altera los patrones de sueño
  • Quedarnos acostados mucho tiempo en la cama sin poder dormir
  • Evitar estresarnos, enojarnos y generar situaciones de estrés y ansiedad antes de dormir

(*) Dra. Yoali Arana
Clínica del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana
ctds@xanum.uam.mx 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad