publicidad

Otros

Estadounidenses fingen dolor por adicción

Con tal de conseguir analgésicos los estadounidenses fingen dolor en los consultorios para poder recibir una prescripción.

  • 13/10/2011
  • 17:13 hrs.

 El personaje de televisión Dr. House es conocido por su adicción al Vicodin, un analgésico que empezó a consumir para evitar el dolor de una pierna atrofiada; pero este caso ya pasó de la ficción a la realidad, estadísticas oficiales señalan que en Estados Unidos han aumentado hasta 500% las prescripciones de este medicamento y 50% las visitas a la salade urgencias por pacientes intoxicados con este fármaco
color:#444444;background:white">.

De acuerdo con una investigación de Institute of Medicine, entre el 15 y el 20% de los pacientes fingen dolor para que les sea recetado un analgésico debido a que presentan dependencia hacia este tipo de fármacos.

Los médicos señalan que no tienen un medidor del dolor para saber si en efecto los pacientes tienen malestar o sólo lo están inventando para conseguir la prescripción y se requiere de ciertas habilidades para saber cuándo es verdad y cuando el paciente está mintiendo
color:#444444;background:white">.

Pero las dependencia a estos fármacos no se queda en ir a mentirle al médico para que les de la receta, sino que incluso en una farmacia de Long Island cuatro personas fueron agredidas con un arma de fuego porque una persona deseaba conseguir esos analgésicos.

El doctor Bruce Foster, que tiene amplia experiencia en detectar a pacientes que mienten, indica que en ocasiones los analgésicos no son para ellos, sino para venderlos a las personas que no logran conseguir la prescripción.

El especialista indica que muchas veces cuando un paciente llega al consultorio diciendo que tiene un malestar y que nada funciona más que determinado medicamento, es un foco rojo para identificar si el paciente quiere que le receten ese fármaco por que le gusta o porque es verdad que sólo le funciona ese activo.

Por esta razón es que Foster publicó un libro llamado Kiss Tomorroe Goodbye, en donde explica todo el fenómeno, de la dependencia a estos fármacos y las prescripciones médicas. (Con información de AOL).

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad