publicidad

Corazón

Estilo de vida puede causar hipertensión

Tabaquismo, obesidad, sedentarismo son factores que pueden determinar un aumento grave en la presión arterial, indicó especialista.

  • 13/05/2013
  • 15:10 hrs.

Obesidad y tabaquismo son algunos de los factores de riesgo para desarrollar hipertensión arterial, por lo que para prevenirla es necesario tomar en cuenta no sólo tener un peso adecuado sino evitar el consumo de cigarrillos, señaló a SUMEDICO el cardiólogo Carlos Aboitiz(*), a propósito del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, que se celebra el 14 de mayo de cada año.

“La presión arterial es una cifra que representa los niveles de presión sistólica, o la fuerza de contracción del corazón, y la diastólica, que representa las resistencias periféricas del cuerpo. El primero es el número más alto de los dos, y el más bajo representa la resistencia periférica del cuerpo, y ellas nos dan la presión a la que se encuentra la sangre en nuestro cuerpo”, explicó.

Señaló que se considera que hay hipertensión arterial en una persona cuando ambas cifras superan el rango de 140/90, yo que puede considerarse como una presión arterial normal cuando el paciente presenta niveles por debajo de 120/80.

“De otra forma ya se habla de hipertensión arterial, la cual debe ser controlada con tratamiento y cambios en el estilo de vida de la persona, evitando cualquier factor que incremente la presión y aumente el riesgo de sufrir un infarto o un accidente cerebral vascular”, explicó.

El especialista explicó que la presión debe revisarse de forma rutinaria, aunque no existe un consenso entre médicos que refiera que cada cierto tiempo deba medirse la presión, pero con seguridad, de acuerdo con el doctor Aboitiz, es algo que debemos hacer para saber si nuestra presión es normal.

“La presión puede variar de persona a persona, pero lo cierto es que si no supera las cifras de 140/90, y se encuentra por debajo de 120/80, podemos hablar de que se trata de una persona sin problemas; sin embargo, si alguna de las dos cifras supera el rango de 140/90, entonces ya se diagnostica una hipertensión arterial”, indicó.

El problema es que, tal y como señaló el especialista, por lo general la hipertensión no tiene sintomatología más allá de un mareo o dolor de cabeza, lo que dificulta su diagnóstico y la vuelve más peligrosa.

Sin embargo, señaló que también puede haber hipertensión sistólica, esto es que el corazón esté trabajando un poco más de lo normal, aunque esto se presenta, generalmente, en personas de mayor edad, “pero lo ideal es que ambas cifras se mantengan bajas de manera constante”, indicó.

Diagnóstico y tratamiento

El doctor explicó que si bien es necesario, ya con el diagnóstico de hipertensión, mantener un monitoreo constante de la presión del paciente, ya existen dispositivos que permiten llevar una revisión en tiempo real durante 24, 48 0 72 horas, para comprobar el comportamiento de la presión en ese tiempo, si existen picos o si está elevada durante el día, además de prescribir un tratamiento para el control.

“Lo ideal, después de un diagnóstico positivo, es que el paciente cambie su estilo de vida, evitando el sobrepeso, o bajando de peso si ya se tiene obesidad, comiendo sanamente, realizando actividad física y, sobre todo, manteniendo apego al tratamiento, ya que es muy común que la gente lo suspenda cuando comienza a sentirse mejor. El paciente con hipertensión debe entender que tiene que tomar medicamento de por vida”, indicó, de otra forma, aumenta el riesgo de desarrollar alguna cardiopatía, o peor, tener un evento cardíaco como un infarto.

Finalmente, el doctor Aboitiz enumeró algunos factores a tomar en cuenta cuando se padece hipertensión arterial:

  • Interrumpir el medicamento
  • Subir de peso
  • Vivir con tensión
  • Tener mal manejo del estrés

Consumir algunos medicamentos para cuadro gripal, entre otros, que en una persona normal no se corre riesgo, pero que en una persona con hipertensión sí puede aumentar los niveles.

“La hipertensión es un mal muy común en México y en muchos países, sobre todo por tener una mala calidad de vida, por no hacer ejercicio, comer bien, preocuparse por el peso y en general no preocuparse por la salud, pero la hipertensión es una enfermedad prevenible, más aún si no se tienen antecedentes en la familia, pero si se tienen es importante que se lo hagan saber a su médico, para,d e cualquier manera, poder prevenirla a tiempo”, concluyó.

(*) Dr. Carlos Aboitiz
Pediatra y Cardiólogo pediatra
drabtz@gmail.com

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad