publicidad

Otros

Las emociones pueden generar enfermedades

La descodificación biológica es una herramienta que permite evitar que las emociones generen enfermedades, dijo especialista a SUMEDICO Radio.

  • 31/10/2011
  • 10:09 hrs.
Las emociones gestadas a partir de una experiencia traumática pueden trazar una relación con el organismo, desatando enfermedades que asoman tras la aparición de un código genético, dijo en SUMEDICO Radio la psicóloga Nora Quiroz Tapia, especialista en descodificación biológica. 
 
¿Qué es la descodificación biológica?
 
“La nueva medicina germánica sobre la que está sustentada la descodificación genética es que a partir de una emoción se hace un código en el cerebro, pero también hay una respuesta biológica ante tal emoción que genera una enfermedad”, dijo la especialista.
 
A lo que se refiere la doctora es que se desarrolla una programación celular, formando códigos ya establecidos, que van más allá de la genética, durante los primeros meses de gestación. En esos códigos ya se establecen las enfermedades a las cuales estaremos predispuestos, “pero no quiere decir que las generemos, hay un código y puede ser que las padezcamos o no, dependiendo de experiencias y vivencias, y también que venimos arrastrando códigos de generaciones anteriores”, manifestó. 
 
“Esto puede explicarse porque hay personas que presentan una enfermedad que aparentemente no debe sucederle a quien es una persona muy sana y se alimenta bien pero de pronto desarrolla enfisema pulmonar, por ejemplo, eso sorprende, y también hay personas que han fumado toda la vida y jamás desarrollan enfisema; esto tiene que ver con el código, y la vivencia y experiencia que se tienen”, indicó la psicóloga. 
 
Es por ello que se afirma que el estado emocional de las personas sí influye en el desarrollo de las enfermedades. “Una emoción puede desencadenar una enfermedad, esto corresponde a la memoria celular más que a la genética, es por ello que tenemos la posibilidad de desprogramar”, reveló.
 
El primer paso, de acuerdo con la especialista, es identificar qué es lo que generó ese padecimiento. 
 
“Ante un padecimiento hay que ir en retrospectiva para conocer cuál fue la vivencia o la experiencia que desencadenó el programa genético que se vinculó con la enfermedad. Dependiendo si las enfermedades son ligeras o profundas, tienes que ir con el rastreo largo o corto; hay algunas que se tardan en identificar, como un cáncer y otras que surgen de inmediato”, relata. 
 
Cuando se identifica la experiencia, el paciente se hace consciente de lo que la generó y es posible desprogramarla. 
 
De acuerdo con la especialista, los estados anímicos que más afectan a la salud son los miedos, los rencores, las emociones contenidas, que se guardan y van carcomiendo y generan una reacción biológica. 
 
Expresarse evita enfermedades
 
Para evitar el desarrollo de enfermedades después de experimentar un suceso traumático, lo más importante es que la persona hable al respecto. “Pero no se trata de relatar la situación, lo que sucedió, sino de expresar los sentimientos que se vivieron en ese momento. Si sentimos miedo, dolor, terror, etcétera: ‘¿qué sentí?’. Esa es la parte que hay que compartir”, señaló la doctora. 
 
Cuando los sentimientos después de un evento traumático no se cuentan, el conflicto que no se expresó con palabras “entonces se expresará en nuestro cuerpo, por medio de una enfermedad”, dijo.
 
“Por otro lado, hay que explorar las fechas próximas al desarrollo de la enfermedad, cuándo inició, cómo, un buen diagnóstico es fundamental, para explorar que vivió a lo largo de dos años, por lo menos, sobre todo en males profundos. Entonces se busca la vivencia y la relación, y ya identificada la experiencia hacemos un clic ahí, que es como apretar un seguro para poder soltarla”, indicó.
 
Finalmente, la especialista hizo hincapié en que el tratamiento médico no se debe suspenderse a pesar de tener al mismo tiempo una descodificación biológica.
 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad