publicidad

Otros

Llorar nos ayuda a liberar la angustia

Reprimir el llanto no es bueno porque con las lágrimas se contienen también más rabia y agresividad.

  • 24/10/2011
  • 19:26 hrs.

¿Algo sucedió en tu vida y tienes ganas de llorar?. De acuerdo con un estudio reprimir el llanto puede dañar la salud, porque aunque las lágrimas están asociadas al estado emocional de las personas, la respuesta a por qué lloramos es biológica.

Con el llanto se limpia el lagrimal, se hidrata el ojo y se liberan hormonas que nos dan una sensación de bienestar.

Consumer, la asociación española, señala que el estrés provoca una sobrecarga de lágrimas y al llorar se eliminan, lo que provoca en el cuerpo el mismo efecto que los analgésicos opiáceos.

Para Raquel Molero, psicóloga de adultos de la ISEP Clínic Barcelona, llorar es benéfico porque después de haber llorado mucjo queda una sensación de bienestar por la liberación de sustancias.

Además, el llanto es un calmante natural porque reduce la intensidad de las emociones fuertes y trabaja con ellas para solucionar problemas.

¿Por qué lloramos?, la lista de motivos puede ser larguísima: pensamientos dañinos, malas noticias, tristeza, rabia, provocan alteraciones del estado de ánimo; pero una alegría también nos puede provocar llanto.

Marc Planella, psiquiatra adjunto de la Unidad de Agudos del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, de Sant Boi (Barcelona), explica que a medida que las lágrimas resbalan por las mejillas, "disminuye el nivel de angustia".

"Poco a poco la persona se relaja, se calma, se reduce la carga emocional y aumenta la lucidez para trabajar desde una parte más racional. El afectado consigue que esas emociones intensas se hagan más pequeñas y manejables", señala el experto.

No te reprimas

Aunque socialmente llorar tiene una connotación de debilidad y casi es prohibido para los hombres llorar en público o en privado, impedir el llanto no favorece la salud.

Es por eso necesario, explica Raquel Molero, que se eduque a los niños para que aprendan a expresar sus sentimientos y comuniquen sus emociones,.

"Ocurre como con una olla a presión, si una persona las reprime al límite y no se permite derramar lágrimas cuando lo necesita, cuanta más presión tenga, esa emoción se manifestará de forma más incontrolable".

Al aguantar el llanto, otras consecuencias es que se contiene más rabia y agresividad y muchos trastornos de ansiedad se somatizan cuando se bloquean todas las emociones, entre otras, con manifestaciones en la piel.

Sin embargo, llorar tampoco puede ser un acto preventivo para evitar la depresión o la ansiedad.

"No evita tener una patología mental -que depende de determinados factores de la personalidad de cada uno-, pero puede paliar los síntomas de esas enfermedades en un momento concreto", señala Marc Planella.

Si bien la tristeza se debe aprender a sobrellevar, no es normal que asociado al llanto se presentan síntomas como no dormir, sufrir angustia, dejar de comer, perder peso, sentirse sin ánimo de hacer nada, estar muy triste, no moverse de la cama, tener ganas de morir o ideas suicidas. Cuando esto sucede, advierte Planella, podría tratarse ya de un trastorno mental. (Con información de 20 minutos.es) 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad