publicidad

Otros

Los maravillosos beneficios de la natación para los bebés

Puede ayudar al bebé a comer y dormir mejor

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 24/10/2018
  • 13:37 hrs.
¿Sabías que hay muchos beneficios de la natación para los bebés? De acuerdo a los expertos, esta actividad puede contribuir a un mejor desarrollo de tu pequeñito.

Así que toma nota de la edad ideal en que debe comenzar la natación para bebés y cómo puedes aprovechar al máximo sus beneficios.

Beneficios de la natación para los bebés


Siempre debes consultar a tu pediatra antes, pero en general, un bebé puede comenzar a aprender natación desde los seis meses.

De acuerdo con la profesora de educación física, Paula Toyansk, los bebés toman clases siempre acompañados de un familiar adulto y de acuerdo a su edad y habilidades.



Es muy importante que el bebé tome sus clases acompañado ya que la piel es su mayor canal de comunicación y al estimular al pequeño con caricias, mimos o con la voz, le damos más seguridad y bienestar para aprender a nadar.

También lee: ¿Cuáles frutas puede comer un bebé de 6 meses?

Los beneficios de la natación son muchísimos y persisten para siempre. Algunos de los principales son:

  • Control de la respiración y el equilibrio

  • Aumento de fuerza muscular

  • Coordinación motora en habilidades como rodar, gatear o caminar

  • Noción de espacio

  • Mejor desarrollo cerebral

  • Habilidad para relacionarse en grupos

  • Mejor percepción de formas, colores, texturas y pesos


Uno de los mejores beneficios de la natación para los bebés es que los ejercicios suaves y en el agua a temperatura cálida, relajan al bebé y estimulan su apetito.

Esto ayuda a que coma y duerma mejor, lo que mejora su carácter y su comportamiento.



Además, se regula su circulación sanguínea y al desplazarse por el agua, el bebé aumenta su confianza y se favorece el desarrollo de su inteligencia.

Cuando un bebé aprende a nadar, también mejora sus capacidades cardiorespiratorias, hay una mejor alineación de la postura y se estimula su independencia.

La natación es una forma muy divertida y saludable de ejercitarse para los bebés, pero no solo ellos se benefician, también tú porque está comprobado que fortalece el lazo de unión con los padres.

Si te decides a inscribir a tu bebé a clases de natación, recuerda que debes avisarle antes a tu pediatra y debes verificar que el lugar es limpio y con personal preparado.

No te pierdas: ¿Porqué no le debes dar jugo a tu bebé?

(Con información de Guía Infantil)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad