publicidad

Otros

Mayoría de músicos sufren lesiones

Expertos en fisioterapia advirtieron que el 75% de la comunidad de músicos sufren lesiones auditivas o problemas musculo-esqueléticos por mala postura.

  • 07/05/2013
  • 16:39 hrs.

Los músicos practican por horas, y esto provoca que por mucho tiempo tengan malas posturas, y que su oído se atrofie por los altos decibeles de los sonidos, y de acuerdo con el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), el 75% de esta comunidad artística se ve afectada por esta situación.

Ante esta gran alerta, el colegio dedicó su quinta recomendación de “12 meses, 12 consejos de salud”, a los músicos para recordarles cómo realizar de mejor forma su trabajo y exponer lo menos posible su salud.

Esta serie de consejos, tienen como fin concienciar a los ciudadanos sobre los riesgos para la salud que suponen determinadas prácticas de la vida cotidiana. Así, a través de las redes sociales, el Colegio difundirá un corto de animación que recordará a los profesionales de las artes escénicas cómo desarrollar su actividad, de la manera más saludable posible.

José Santos, secretario general de la institución explicó que "el mantenimiento de posturas forzadas durante largo tiempo, genera presiones continuadas en determinados grupos musculares, lo que puede traer consecuencias negativas para las muñecas, antebrazos, hombros, zona lumbar, brazos y cuello".

Hay algunas patologías asociadas a determinado tipo de instrumentos, y quienes tocan el violín, el chelo o el piano, "son más propensos a desarrollar dorsalgia, cervicalgia, lumbalgia o trastornos músculo-esqueléticos de los miembros superiores; quienes eligen la flauta, corren el riesgo de padecer problemas de muñeca, dedos o distonía en los labios; y quienes optan por el oboe, deben prestar especial atención ante una posible dilatación pulmonar o faringitis crónica".

Entre las recomendaciones que han propuesto, se encuentran el no aumentar bruscamente las horas de ensayo, y realizar estiramientos de la musculatura, de unos 30 segundos, antes y después de ensayar, para reducir la tensión, mejorar el rendimiento y la coordinación de los movimientos evitando la aparición de lesiones.

Los profesionales también recomendaron realizar pausas de 5-10 minutos cada media hora para estirar la musculatura, mover suavemente las zonas más tensas y andar; dejar las piezas más difíciles para la mitad de la jornada cuando la musculatura ya está preparada; respetar horas de sueño y comidas; y realizar alguna actividad física complementaria para compensar desequilibrios y eliminar tensiones. (Europa Press)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad