publicidad

Otros

Osteoartritis se puede detectar a tiempo

Mediante la extracción de líquido sinovial de una persona, se identifica una molécula relacionada con la destrucción del cartílago, dijo el IPN

  • 13/08/2013
  • 18:30 hrs.

 A través de la toma de una muestra de líquido sinovial de las articulaciones, se podrá identificar la existencia de una molécula relacionada con la destrucción del cartílago, lo que permitirá una detección oportuna de  osteoartritis en las personas, así lo informó el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN)  del Cinvestav.

El investigador Juan Bautista Kouri Flores, del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav, estudió por más de 16 años el comportamiento biológico de la osteoartritis, lo que hoy ha permitido detectar dicha molécula para ubicar el desarrollo  de la enfermedad. 
 
Kouri Flores apuntó que “Lo que estamos proponiendo es emplear a esta molécula como blanco de diagnóstico temprano de la Osteoartritis. De modo que se realizarían pruebas para detectarla en personas con alto riesgo. De esa forma podrían empezar un tratamiento con medicamentos que bloquen esa molécula”.
 
Los investigadores del Centro han propuesto realizar dicha prueba en personas adultas con obesidad o sobrepeso y mujeres, “para diagnosticar el padecimiento durante sus primeros estadios, y así poder tomar acciones para revertir su avance” indicaron los especialistas.
 
Para llegar a dicho descubrimiento, primero se realizaron diversos estudios: “Las pruebas in-vitro que hicimos fue tomar una muestra de cartílago de roedores, les pusimos esta molécula y de inmediato se destruía el tejido. Cuando las bloqueamos con anticuerpos monoclonales comerciales comprobamos que no le pasaba nada al tejido”, explicó el experto perteneciente al Sistema Nacional de Investigadores. 
 
Kouri comentó que “la enfermedad empieza con la transdiferenciación (cambio de acciones) de las células llamadas condrocitos, que de ser formadoras de tejido (cartílago) se convierten en su propio enemigo”.
 
“Ante la presencia de estímulos de agresión en las articulaciones, como puede ser una lesión o la carga constante que provoca el sobrepeso, los condrocitos tratan de defenderse, pero al seguir el estímulo destructivo este tipo de células empieza a sintetizar moléculas que destruyen al cartílago” agregó el investigador.
 
Se prevé que para el año 2050 el número de mexicanos con osteoartritis alcance los 20 millones, según indicó el Consejo Nacional de Población, además de que afecte a jóvenes que se hayan lesionado las articulaciones por practicar deporte de alto impacto, según revelo el Cinvestav.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad