publicidad

Otros

Paciente de Alzheimer requiere atención total

Existen lesiones cerebrales que pueden advertir si un paciente podría desarrollar Alzheimer en el futuro, dijeron especialistas.

  • 24/09/2012
  • 09:46 hrs.

Los estudios más recientes aseguran que el 7% de las personas mayores de 60 años padecen Alzheimer, alrededor de 700 mil personas en el país, dijo en SUMEDICO Radio el doctor Luis Miguel Gutiérrez Robledo, director general del Instituto de Geriatría.

A propósito de la conmemoración del Día Mundial del Alzheimer, celebrado el 21 de septiembre, el doctor señaló que si bien no se sabe a ciencia cierta qué es lo que causa el Alzheimer, sí se tienen identificados algunos factores de riesgo, “por ejemplo, sabemos que quienes en la mediana edad han sufrido de síndrome metabólico tienen un mayor riesgo de padecer Alzheimer en edad avanzada; hay un vínculo entre esta enfermedad y la diabetes que no ha sido bien establecido”, explicó.

Indicó también que existen algunas lesiones que son marcadoras de la enfermedad, las cuales pueden ser reconocidas inclusive antes de que en una persona se identifiquen manifestaciones definidas de Alzheimer.

Comentó inclusive que, gracias a algunas autopsias, se sabe de personas cognitivamente normales entre los 80 y 90 años de edad que jamás tuvieron alguna manifestación clínica de Alzheimer presentaban las mismas lesiones en el cerebro.

No obstante, aun cuando el especialista reconoció que hay mucho camino que recorrer en cuanto al origen, lo que requeriría comprender la fisiología del cerebro, “en el estado actual del conocimiento hemos sido capaces de alentar la progresión de la enfermedad con los recursos con que se cuentan”, señaló, aunque reconoció que el diagnóstico oportuno es de suma importancia para el paciente y las personas que lo rodean.

Por otro lado, señaló que la mayoría de los casos de Alzheimer ocurren después de los 60 años de edad, y es poco común que sucedan en edades tempranas, aunque estos últimos son los que tendrían un origen genético o hereditario, sin embargo, señaló que en México no es algo tan común como en Colombia o países del centro de Europa.

“En general, los casos de Alzheimer en edad avanzada no son hereditarios, aunque sí existe alguna agregación familiar, y quien tiene un pariente con Alzheimer tiene también más probabilidades de padecerlo”, explicó.

Síntomas variables
De acuerdo con la doctora Mariana Longoria Ibarrola, psiquiatra del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, los síntomas de la enfermedad son variables, ya que “básicamente se ven olvidos o problemas de memoria reciente, cosas que acaban de suceder, pero no es sólo eso sino también problemas para orientarse y realizar cosas cotidianas como manejar, llevar cuentas, cocinar, hay situaciones manuales y aprendidas que comienzan a olvidarse”, señaló.

Los síntomas pueden variar dependiendo del paciente y la progresión de la enfermedad, advirtió la experta, quien también indicó que conforme avanza la enfermedad los síntomas se vuelven más graves, añadiendo síntomas neuropsiquiátricos, conductuales y psicológicos que tienen que ver con el estado de ánimo, el sueño, la alimentación y la capacidad de mantenerse quieto.

Métodos de diagnóstico
La doctora explicó que el diagnóstico es clínico, “y se queda como algo probable, porque la única forma de estar seguros es estudiando el cerebro, pero ese tipo de biopsias son peligrosas. Aunque el diagnóstico es poco fructífero, se basa en síntomas y estudios de imagen como tomografías y resonancias magnéticas que miden el metabolismo del cerebro”, explicó y abundó que el diagnóstico depende de los recursos que se tengan a la mano, pero también se busca descartar otros problemas reversible como depresión o ansiedad, que pueden ser confundidos con algunas manifestaciones del Alzheimer.

Atención al 100%
Por su parte, la licenciada Rosa María Ramírez, quien convivió con dos pacientes de Alzheimer en su familia, su abuelo materno y su mamá, indicó que “cuando aprendes que (el Alzheimer) se trata de una enfermedad y hay que tratarla como tal, y no se trata de un castigo divino, el resultado es más favorable,tanto para el enfermo como para ti”.

Mencionó también que los pacientes con Alzheimer se vuelven tan desvalidos que quien cuida al paciente debe amarlo en verdad, porque hay una “gran desesperación que sólo superas con amor”, y señaló que existen alrededor muchas situaciones límite que ponen a prueba precisamente ese amor e interés por cuidar a la persona que padece la enfermedad.

“Un paciente con Alzheimer requiere el 100% de tu tiempo”, concluyó la licenciada.

En ese sentido, el doctor Gutiérrez Robledo señaló que desde que se creó la Asociación Mexicana de Alzheimer y Enfermedades Similares, se han enfocado en trabajar con los familiares de pacientes con la enfermedad y grupos de apoyo para informar respecto a la enfermedad, sus síntomas y la manera como se debe convivir con un paciente que padece Alzheimer.

Indicó que en la actualidad, junto con el Instituto Nacional de Geriatría, el Instituto Nacional de Neurología y el Seguro Popular, está por desarrollarse un programa de detección temprana y de trabajo con familiares y profesionales en la delegación Magdalena Contreras, que conducirá a un plan de acción a nivel nacional a partir de lo que se vaya desarrollando en dichos encuentros.

La doctora Longoria comentó que es importante que se tomen acciones importantes cuando en una familia se haya asegurado un diagnóstico de Alzheimer:

  1. Acercarse con alguien capacitado para manejar la enfermedad, que provea un manejo multidisciplinario, ya que el paciente puede tener otras enfermedades que acompañan a la enfermedad y puede empeorar los síntomas
  2. Educarse, conocer qué es la enfermedad y cómo manejar cada uno de los síntomas
  3. Establecer un plan de acción con el médico
  4. Procurar que existan tiempos de relevos entre los cuidadores, para que n se agoten, ya que de su propio bienestar depende también el bienestar del paciente

Tratamientos
Finalmente, el doctor Gutiérrez Robledo explicó que existen algunos tratamientos efectivos para manejar la enfermedad, sobre todo los fármacos relacionados con el neurotransmisor llamado acetilcolina, el cual es activado por medio de los medicamentos que ayudan a bajar la velocidad del avance de la enfermedad.

“Un fármaco llamado memantina tiene una acción neuroprotectora y, sin que entendamos aún cuál es la forma como lo realiza, tiene una eficacia comparable al motivador de acetilcolina”, señaló, y reveló que, además, se ha demostrado que cuando se combinan los dos medicamentos el resultado es más satisfactorio.

Existen otros fármacos que influyen en la neurogenesis y en los mecanismos que impiden la comunicación entre las neuronas, y aunque son bastante efectivos su aplicación es más limitada, ya que es por vía intravenosa. Señaló también que existe la “vacuna, relacionada con la inmunología de la enfermedad y los anticuerpos”, cuyo objetivo es recuperar y deshacerse del amiloide acumulado.

Para concluir, el médico refirió que, “a largo plazo, esto es lo más inmediato, lo que está al alcance para manejar la enfermedad”.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad