publicidad

Otros

Realidad virtual, útil para superar traumas

De acuerdo con investigadores de la UNAM, es posible ayudar eficazmente a víctimas de violencia con la recreación de los escenarios que les ocasionaron el trauma.

  • 20/08/2012
  • 16:17 hrs.

 Algunas ciudades de México, como Juárez viven inmersas en la violencia, a tal grado que las víctimas directas o quienes observan determinado acto de este tipo sufren un trauma luego de haberlo presenciado, que en ocasiones es discapacitante.

La población en general, a diferencia de los soldados de guerra que luego de los actos bélicos reciben un tratamiento especializado, los ciudadanos no siempre pueden acudir a este tipo de terapias, por ello es que investigadores de la UNAM han desarrollado un juego de realidad virtual que le ayuda a las personas a recrear el suceso y superarlo al cabo de 12 sesiones.

Para tratar de borrar los recuerdos, las víctimas evitan pasar por las calles de peligro o recordar a las personas que fueron agredidas, escuchar su música y tratan de perder todo contacto que les recuerde la escena.

Sin embargo los especialistas afirman que el olvido no es la solución, sino enfrentarlo a través de una recreación, es decir regresar a la escena del crimen para poderla entender y asimilar.

Los encargados de realizar este trabajo son los expertos del Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Esta técnica ya fue probada en 200 personas que han sufrido un impacto psicológico causado por la violencia, y se encontró que el 27.5% de ellos tenía estrés postraumático a causa de presenciar ejecuciones, secuestros o balaceras.

A 30 de ellos se les trato con la terapia de realidad virtual, eran personas entre 18 y 65 años de ambos sexos, quienes luego de sus 12 sesiones, mostraron una mejoría significativa, según explicó Georgina Cárdenas López, titular de ese laboratorio.

La terapia consiste en llevar al paciente a una situación dotada de realismo, en donde el agraviado recibe escenarios, sonidos e imágenes que le ayudan a recrear la escena del peligro.

Durante las sesiones, el paciente usa unos lentes de realidad virtual para navegar en uno de diversos escenarios que le recuerden el hecho: las calles de Ciudad Juárez, o entornos de un asalto, donde puede aparecer una mano que sostiene un arma, y donde se escucha la voz de alguien que amenaza; asimismo, otro referente a una balacera entre criminales y soldados.

Uno más podría ser el de un retén, próximo al sitio donde dos víctimas fueron asesinadas, o un secuestro, donde dos criminales armados se llevan al usuario en forma violenta y con amenazas.

El terapeuta controla el teclado y presenta diferentes estímulos (voz, sonido e imagen) al paciente. Por ejemplo, el contexto puede ser nocturno, si así lo requiere el caso, “porque cada persona tiene su historia”. Se trata de escenarios que incluyen estímulos auditivos y visuales, que facilitarán a los usuarios recrear la situación y tener la sensación de “estar ahí”.

Los escenarios que se busca obtener son la la reexperimentación intrusiva flashback, donde se revive la experiencia, o imágenes que vienen a la mente de manera involuntaria; la evitación cognitiva persistente, es decir, no querer recordar el evento, y la hiperactivación que produce, entre otros, problemas para dormir e irritabilidad.

El objetivo de este programa clínico basado en evidencia (donde se manejan modelos gráficos tridimensionales que permiten exponer al paciente de manera segura y controlada) no es que los individuos olviden, sino que hagan un reprocesamiento emocional y extinción de las respuestas de miedo condicionadas, aclaró. “Los apoyamos para que controlen y reduzcan su estrés. Piensan en su situación, pero con otra perspectiva”.

Asimismo, sostuvo que existe la necesidad de atención psicológica en sitios como Ciudad Juárez. Instancias como la Fiscalía de Víctimas y Ofendidos del Delito de la PGR en esa urbe han mostrado su interés por ser capacitadas en la aplicación del programa.

Y según la experta, este tipo de trabajo  “podría ser de mucha ayuda en aquellos centros donde se atiende el aspecto legal, pero donde la parte psicológica, que puede llegar a discapacitar, no se toma en cuenta”.

La intención de este proyecto, destacó, no sólo fue probar un programa terapéutico, sino entrenar a estudiantes de la UACJ para que sigan con su aplicación, “aunque para ello se requiere interés y apoyo de las autoridades”. (Fuente UNAM)

 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad