publicidad

Otros

Rehabilitación robótica para tratar esclerosis múltiple

Mediante tecnología igual a la que se usa en videojuegos para hacer modelos humanos en 3D, diseñan terapias para pacientes con la enfermedad.

  • 23/05/2013
  • 14:51 hrs.

La biónica es una rama de la cibernética, que trata de simular el comportamiento de los seres vivos y ayudar a buscar la solución a la técnica de los sistemas de arquitectura, ingeniería y tecnología moderna, incluso de la humana, esto por medio de algoritmos complejos e instrumentos mecánicos.

 

Es así que mediante el uso de marcadores de referencias anatómicas, iguales a los que se usa en la industria del cine y de los videojuegos, para hacer modelos humanos en 3D, médicos y fisioterapeutas pueden diseñar terapias de “rehabilitación aumentada”, es decir —de un mayor impacto— para pacientes con esclerosis múltiple (EM),indicó Marco Antonio Ireta Villalón(*), Lic. en terapia física. 

 

Esto mediante algoritmos matemáticos, que evalúa una computadora, tras pasar las mediciones desde cámaras sensibles a los marcadores de referencia anatómicas, de pacientes con los dispositivos adheridos a sus principales áreas de movimiento del cuerpo,como las rodillas, tobillo, etc, explicó Ireta.

 

Aunque pareciera complejo, “basta con que el paciente con los dispositivos colocados de un paso ( en una marca especifica en el piso del cuarto acondicionado) para que se obtenga un vector de medición, el cual evaluará su marcha”, es decir:

  • Cuanto tiempo se mantiene en una pierna para caminar (apoyo)
  • La flexión de las articulaciones (oscilación)
  • El largo del paso (longitud de zancada)
  • Los pasos dados por minutos  (cadencia)
  • La velocidad.
  • El ancho del paso.

Posteriormente, ante las mediciones, el sistema según la talla y edad del paciente, evalúa que tan por debajo se encuentra su movilidad, e incluso muestra en la cmputadora en 3D, la reproducción de movimiento; datos que se toman en cuenta por los especialistas para crear un plan de trabajo acorde a las necesidades reales del paciente, dejando de lado la subjetividad o mediciones como “a ojo de buen cubero”, dijo.

 

Robótica aplicada a la calidad de vida

Tras los análisis motrices, los pacientes con esclerosis múltiple, son enfocados a ciertos aparatos robóticos que ayuden a mejorar su funcionalidad de movimiento, "pero dichos robots no pueden ser utilizados por cualquiera, sino que el encargado debe estar capacitado", precisó Irreta.

 

En el caso de necesitar rehabilitar la marcha, existe el robot “lokomat”, el cual mediante actividades lúdicas presentadas en una pantalla, hace que el paciente enfrente retos día a día en su marcha, llevando el aparato el control de sus movimientos —lo cual a diferencia de las terapias normales no sería igual de efectivo— ya que un fisioterapeuta, por más que quiera no puede llevar un ritmo continuo y preciso de los pies de un paciente en una caminadora, "esto debido al esfuerzo físico que le implica mover las extremidades del paciente", precisó.

 

Sin embargo, cabe aclarar que “las máquinas no sustituyen al terapeuta, sino lo fortalecen, porque ahora tiene otras herramientas para darle una mejor atención al paciente”. Además, "como parte de un tratamiento multidisciplinario, el uso de máquinas ayuda a que los médicos basados en la evidencia, den una terapia más precisa".

 

Un ejemplo es que aún con las mediciones, si no existiera el diagnóstico del médico en rehabilitación, que indicara que es necesario que el paciente use plantillas para alinear su columna, la terapia sería poco efectiva.

 

De igual manera, en los casos en que los pacientes se enfrentan a brotes (afectaciones normales a la enfermedad, pues no se encuentra siempre activa, que incrementa sus síntomas) el neurólogo puede ayudar a ver cuanto se afectó el cerebro, y qué medidas se deben tomar en cuanto a la medicación, expusó Ireta.

 

Activación necesaria 

La OMS estima que a nivel mundial, la esclerosis múltiple afecta a 2 Millones de personas al año; es común en adultos jóvenes de entre 15 a 45 años de edad y se presenta con mayor frecuencia en mujeres, con dos casos por cada hombre.

 

Asimismo, sin tratamiento, en los primeros 15 años, el 80% de los pacientes llega a sufrir algún tipo de alteración funcional; el 50% problemas al caminar y el 70% incapacidad para seguir trabajando; y a los 25 años sin ser tratada, ocasiona la necesidad de utilizar una silla de ruedas.

 

Secuelas, entre las que un 43 a 65% de pacientes sufre disminución en la función cognitiva y reportan un 7% de los enfermos tener pensamientos suicidas, según cifras del Instituto Mexicano de Neurociencias.

 

La importancia de las terapias de rehabilitación ya sean normales o robóticas, esta en que a los pacientes con EM les afecta su movimiento, pero si ellos se rehabilitan, será menor el impacto cuando se reactive la enfermedad, pues se encontrarán fortalecidos, física y mentalmente.

 

En cuanto a sus duración, debido a que la enfermedad es crónica, el tratamiento debe ser de por vida para evitar un retroceso de la funcionalidad motora, ya que la esclerosis múltiple es una enfermedad que puede llevar al paciente a la inmovilidad y por ende al atrofiamiento de sus músculos.

 

Sobre la disponibilidad de dichas terapias, en méxico existen el sector público, pero de manera privada sólo en la clínica cerebro, donde en pro de las personas, se creó una fundación en la cual mediante un estudio socioeconómico y demás procesos, se da un financiamiento para que el paciente pague sólo una pequeña parte de su tratamiento.

 

Panorama ante el que Ireta concluyó “ante la esclerosis múltiple o cualquier otra enfermedad crónico degenerativa, no se debe tener pesimismo; en vez de quejarse o deprimirse se debe actuar, porque la calidad de vida depende de cuanto uno la procure”.

 

(*)Marco Antonio Ireta Villalón

Lic. en terapia física, y coordinador de terapeutas en Clínica cerebro.

5559 1516 / 5335 1221

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad