publicidad

Otros

Se tiene noción de la equidad desde los 15 meses

Investigación de la Universidad de Washington concluye que bebés de esa edad saben diferenciar entre compartamientos justos e injustos.

  • 10/10/2011
  • 15:03 hrs.

Investigadores habían detectado que a los dos años de edad los niños mostraban actitudes para ayudar a otros y hasta los seis años tenían comportamientos justos, pero ahora una científica de la Universidad de Washington señala que es a los 15 meses cuando los bebés pueden distinguir este comportamiento.

Jessica Sommerville, experta en desarrollo infantil, encabezó una investigación para determinar desde que edad los bebés tenían sentido de la equidad y encontró que los bebés ya distiguen cuando se le sirve más comida a una persona.

Niños saben medir la comida

Para hacer el estudio, analizaron el comportamiento de 47 bebés que acompañados de sus padres vieron dos videos, en uno se repartía un tazón de galletas entre dos personas en una ocasión de forma equitativa y en otra de forma desigual; en el otro corto, se hacía la repartición pero con una jarra de leche.

Al hacer el trabajo, los científicos observaron con detalle qué niños prestaron más atención y a qué acciones dentro del video; así determinaron que los pequeños se fijaban más en lo que les sorprendía y en general veían más cuando uno de los recipientes contenía más galletas o leche.

Este resultado, es importante porque los adultos deben tomar conciencia del valor que tiene la educación moral a edades tempranas; explica Valentín Martínez-Otero, psicólogo, pedagogo y profesor de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, ajeno a la investigación.

Padres y maestros deben poner atención al comportamiento moral y abstenerse de exhibir conductas injustas o inmorales frente a los niños, porque los pequeños son muy permeables frente a esto, añadió el psicólogo.

Deciden qué juguetes prestar

Para corroborar la conclusión a la que llegaron, en la segunda fase de la investigación, los científicos dieron a los niños la oportunidad de elegir entre dos juguetes para determinar cuál era el preferido de cada bebé, después un desconocido les preguntó si podía tomar el juguete.

El resultado fue que un tercio de los bebés compartió su juguete favorito, otro tercio prestó cualquier juguete y el resto se negó a compartir, este último resultado señalan podría deberse a la desconfianza que les generaba alguien que no conocían.

Al hacer el cruce de resultados entre la fase uno y dos de la investigación, se encontró que el 92% de los bebés que compartieron su juguete preferido, a quienes llamaron "participantes altruistas", pasaron más tiempo mirando las distribuciones desiguales de alimento.

En cambio, al 86% de los niños estudiados, los pequeños que compartieron el juguete que menos les gustaba ("los participantes egoístas), la imagen que más les llamó la atención de los videos fue cuando había una división justa de alimento.

Jessica Sommerville destaca que la importancia de estos resultados radica en que demuestran que desde muy pequeños los seres humanos tenemos diferencia individuales en cuanto comportamientos morales como el altruismo.

Los resultados de la investigación se publicaron el la revista PLoS One.

(Con información de elmundo.es)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad