publicidad

Otros

Sigmund Freud deseaba ser abogado

Antes de decidirse por la psicoterapia, Freud atendía problemas dermatológicos, después comenzó con sus investigaciones neurológicas.

  • 06/05/2013
  • 12:56 hrs.

A los tres años de haber nacido en Freiberg, en la actualidad Príbor, República Checa, el 6 de mayo de 1856, Sigmund Freud debió salir huyendo con su familia debido a que comenzaban los disturbios antisemitas, instalándose en Viena, después de haber permanecido un tiempo en Leipzig, no obstante, fue en aquella ciudad austriaca en donde pasó la mayor parte de su vida.

Antes de interesarse por la medicina, inspirado en las investigaciones del escritor alemán Walther von Goethe, Freud se hallaba verdaderamente interesado en estudiar derecho, decisión que cambió poco antes de ingresar en la Universidad de Viena, en 1873.

Sus investigaciones neurológicas, que comenzaron en el tercer curso de su carrera llamaron tanto su atención que descuidó otros deberes y tuvo que permanecer en la facultad tres años más de lo previsto, debido a que se atrasaba en otras materias.

Después de obtener su licenciatura, Freud permaneció como asistente de investigador en la universidad hasta que se trasladó al Hospital General de Viena, dedicándose, además de la psiquiatría, a la dermatología y el tratamiento de trastornos nerviosos.

Ya establecido como médico privado en Viena, Freud tuvo que soportar la oposición de la comunidad médica vienesa debido a que defendía el punto de vista del neurólogo Jean Charcot respecto a la histeria y el uso de la hipnosis, que eran considerados poco ortodoxos.

No obstante, llegó a recibir a pacientes famosos, muchos de los cuales fueron llamados por Freud en sus archivos por medio de seudónimos, que fueron rastreados hasta dar con los nombres verdaderos como: Herbert Graf, productor de ópera, a quien Freud llamaba “el pequeño Hans”; Serguéi Konstantínovitch Pankéyevm aristócrata ruso, que era llamado “el señor de los lobos”; Hilda Doolittle mejor conocida por sus iniciales H.D., poetisa, escritora y cronista estadounidense; Gustav Mahler, compositor y director de orquesta bohemio-austriaco, y la princesa Marie Bonaparte.

Freud desarrolló la llamada "cura del habla" que permitiría mitigar y desaparecer los síntomas histéricos y neuróticos por medio de un monólogo sin censura con el analista, el cual, ubicado fuera de la vista del analizado, atendería, respetando la reglas de la neutralidad y abstinencia, sin juicios morales o de valor.

Aún cuando las teorías de Freud fueron blanco de críticas de parte de otros analistas y científicos, como Karl Popper, que se refería al psicoanálisis como un ejemplo de pseudociencia, también fueron influencia para escritores y artistas como André Bretón, Luis Buñuel, Salvador Dalí y Alfred Hitchcock.

Algunos autores como Herbert Marcus revelan detalles curiosos sobre el padre del psicoanálisis, como:

  • Rechazar una oferta de 25 mil dólares que le hiciera el editor del Chicago Tribune por analizar a un acusado de homicidio en un juicio sensacionalista.
  • Rechazar 100 mil dólares que ofreció Samuel Goldwyn para colaborar en una película de marco Antonio y Cleopatra.
  • En 1938, Salvador Dalí hizo un bosquejo de Freud para un cuadro.
  • Sigmund Freud fue portada de la revista Time el 27 de octubre de 1924

(Redacción SUMEDICO)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad