publicidad

Corazón

Turno nocturno aumenta riesgo de infarto

Un evento cardiaco tiene más posibilidades de sufrirse si una persona trabaja de noche, señala un estudio hecho en el Reino Unido.

  • 10/08/2012
  • 13:16 hrs.
Interferir con el ritmo del reloj biológico al trabajar en un turno nocturno puede afectar el estilo de vida, tanto en el desarrollo de enfermedades como hipertensión y diabetes, como en la posibilidad de tener un accidente cerebral vascular o sufrir un infarto, esto de acuerdo con un estudio publicado en el British Medical Journal.
 
Los resultados del estudio revelan que el trabajo por turnos incrementa en un 23% el riesgo de infartos, 24% el riesgo de eventos coronarios y 5% el riesgo de eventos cerebrovasculares.
 
De acuerdo con Dan Hackman, profesor asociado de la Universidad Western de Londres en Ontario, Canadá, las personas que trabajan de noche tienen mayor tendencia a dormir y comer mal.
 
“Están en un estado perpetuo de activación del sistema nervioso lo cual es malo para trastornos como la obesidad y el colesterol”, indicó. 
 
Para jane White, gerente de investigación e información del Instituto de Seguridad y Salud Ocupacional, esto “puede ser resultado de interferencias en el apetito y la digestión, de la dependencia de sedantes y/o estimulantes, además de problemas sociales y domésticos”. Y puede “afectar el rendimiento, incrementar la probabilidad de errores y accidentes en el trabajo e incluso tener un efecto negativo en la salud”.
 
La solución, de acuerdo con White, es tratar de evitar el trabajo de noche, limitando los turnos a máximo 12 horas y asegurarse que los trabajadores tienen al menos dos noches completas de sueño entre los turnos diurnos y nocturnos.
 
No obstante, Ellen Mason, de la Fundación Británica del Corazón, indica que el riesgo es mínimo, de acuerdo a cada trabajador, pero tomando en cuenta que no mucha gente trabaja en esos horarios, se vuelve significativo.
 
“Ya sea que usted trabaje turnos nocturnos, en la tarde, o a horas regulares de oficina, comer sanamente, mantenerse activo y dejar de fumar pueden lograr una enorme diferencia con la salud de corazón”, concluyó la especialista. (Con información de BBC)
 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad