publicidad

Otros

Uso de celulares no provoca enfermedades

No se ha probado que el campo electromagnético que rodea a algunos dispositivos provoque daños a la salud o calentamiento de tejido, dice estudio.

  • 18/09/2012
  • 12:27 hrs.

Los teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos generan un campo electromagnético que, de acuerdo con especialistas, no es dañino para la salud como se creía anteriormente, señala un informe presentado por una Comisión de Expertos del Instituto de Salud Pública de Noruega.

Los campos electromagnéticos analizados para este reporte corresponden a teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos y redes wi-fi, así como estaciones base de telefonía móvil, transmisores de radiodifusión y otros equipos de comunicación.

En algunas ocasiones se ha señalado que los campos generados por antenas de teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos, conocidos como radiofrecuencia, producen calentamiento perjudicial del tejido pero aún no se han observado efectos adversos.

Para evitar la preocupación de las personas, a pesar de que los niveles de los campos se encontraban 50 veces más bajos de lo esperado para un problema de salud, se hicieron investigaciones en laboratorio, concluyendo que los campos electromagnéticos de bajo nivel no son dañinos para la salud ni provocan enfermedades como cáncer (sobre todo de cabeza y cuello) o alteraciones en los sistemas endocrino e inmunológico.

Tampoco se encontró relación entre el uso de dispositivos que generen campos electromagnéticos y el desarrollo de hipersensibilidad electromagnética, sugiriendo para algunas personas que, quizás, los síntomas de ésta pueden ser imaginarios.

“No tenemos razones para decir que los síntomas son imaginarios. Pero un gran número de estudios sugieren que estos síntomas deben tener causas distintas a las de los efectos físicos de los campos electromagnéticos de bajo nivel producidos por los teléfonos móviles, los inalámbricos y otros equipos inalámbricos”, indicaron los investigadores.

Aún cuando los investigadores señalaron que el trabajo realizado es suficiente para asegurar que estos dispositivos no tienen efectos dañinos sobre tejidos de humanos y otros animales, y no se ha probado su relación con la expansión de ninguna enfermedad, han sugerido tener cautela con el uso de estos dispositivos. (Con información de ABC)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad