publicidad

Otros

Videojuegos contra el sedentarismo infantil

Un estudio encontró que los niños juegan con estas consolas pueden convertirse en una rutina de ejercicio físico.

  • 17/05/2013
  • 14:19 hrs.
Actualmente el mundo de los videojuegos ha evolucionado, ya no solo se utilizan las manos, ahora el cuerpo también juega para controlar el juego en la pantalla. Esto se le conoce como "exergaming" y lo ofrecen consolas como Xbox a través del Kinect o el Wii, los cuales pueden contrarrestar el sedentarismo de los niños, según explica un estudio publicado en "The Journal of Pediatrics".
 
Los niveles de inactividad física y obesidad en niños son elevados, con menos del 50 por ciento de los niños en educación básica y menos del 28 por ciento de las niñas que apenas cumplen los niveles de actividad física para mantenerse saludable.
 
Louise Naylor e investigadores de la Universidad de Australia Occidental, la Liverpool John Moores University y la Universidad de Swansea realizaron una evaluación a 15 niños de edades de 9 a 11 años que realizaron exergaming de alta intensidad por 15 minutos con el juego Kinect Sport 200m en vallas, de baja intensidad con Kinect Sports Ten Pin Bowling y una prueba de esfuerzo. Se midió el gasto energético de cada niño y su respuesta vascular a las actividades, se utilizó la dilatación mediada por flujo (FMD), la cual se utiliza para medir la función vascular y la salud de los niños.
 
Los científicos descubrieron que el exergaming de alta intensidad provocó un gasto de energía equivalente al ejercicio físico de intensidad moderada y los videojuegos con menor intensidad fueron equivalentes a ejercicio físico de baja intensidad.
 
Los niños que jugaron con videojuegos de baja intensidad no tuvieron impacto sobre la fiebre aftosa, en cambio el ejercicio de alta intensidad disminuyo la fiebre aftosa, lo cual sugiere que esto puede mejorar la salud cardiovascular en los niños.
 
Realizar "exergaming" de alta intensidad puede elevar la frecuencia cardíaca y la cantidad de energía quemada.
 
Los niños participantes dieron a conocer del gusto por hacer "exergaming" en ambas intensidades, lo cual puede convertir a este tipo de videojuegos como una posible rutina de ejercicios.
 
"Estos resultados apoyan la idea creciente de que la actividad de alta intensidad es beneficiosa para la salud de los niños y que el "exergaming" de alta intensidad deba considerarse como un medio para alentar a los niños a ser más activos", finaliza.

(Con información de EuropaPress) 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad