Espían a activistas de impuesto a bebidas azucaradas

El espionaje se hizo a los celulares de Simón Barquera, Alejandro Calvillo y Luis Manuel Encarnación

12/02/2017 2:29
AA

Con el objetivo de combatir la obesidad y sobrepeso, así como enfermedades subyacentes como las cardiovasculares o diabetes, el gobierno de México decidió implementar un impuesto a las bebidas azucaradas, pues éstas son de las principales responsables de dichos problemas.

Entre los promotores de la iniciativa, se encuentran Simón Barquera, directivo del Instituto Nacional de Salud Pública, Luis Manuel Encarnación, entonces director de Fundación Mídete y Alejandro Calvillo, activista y fundador de El Poder del Consumidor.

Sin embargo, muchos no estaban de acuerdo con esto, por lo que espiaron los dispositivos móviles de los tres principales representantes del impuesto, según reveló el periódico New York Times.

El diario indica que el espionaje se hizo en 2016 a través de un código invasivo de un programa espía desarrollado por NSO Group, empresa de origen israelí que vende herramientas de espionaje digital exclusivamente a gobiernos.

Mensajes provenían de números no identificados

Barquera recibió mensajes de números no identificados que iban desde un amigo que le informaba que su padre había fallecido, con datos del funeral y afirmando que un medio de comunicación lo acusaba de negligencia, hasta de alguien que le aseguraba tener un amorío con la esposa de éste.

En la misma semana, Luis Miguel Encarnación recibió mensajes con hipervínculos que lo enviaban a la página de funerales Gayosso. Lo mismo de ocurrió a Alejandro Calvillo.

El medio estadounidense afirma que el envío de los mensajes coincidió con el esfuerzo de las organizaciones, activistas e investigadores, en donde se incluían los tres mencionados, para coordinar la campaña mediática para impulsar el impuesto a las bebidas azucaradas.

A una semana del anuncio de la campaña, los teléfonos de los tres promotores empezaron a recibir los mensajes que contenían los programas espías.

¿Cómo se robo la información?

El sistema de rastreo llamado Pegasus, fue el que extrajo los mensajes de texto, lista de contactos, correos electrónicos y hasta la ubicación de los tres representantes.

También hizo que los celulares se convirtieran en grabadoras y captaba de manera secreta lo que la cámara estaba viendo en vivo.

El ataque fue descubierto hasta agosto gracias a SocialTIC, ONDG enfocada a la seguridad digital en México que les advirtió sobre posibles mensajes sospechosos. Una investigación posterior, confirmó que los mensajes tenían el programa espía.

Ante esto, los tres promotores indicaron que no estaban seguros de qué órgano gubernamental podía estar detrás de los hackeos y que son recelosos al usar sus teléfonos celulares para comunicaciones delicadas.

Añadieron que aún así, no dejarán de trabajar ni de enfocarse en la propuesta.

“De repente estás particularmente consciente de todo lo que dices. Todo se siente como una amenaza potencial, algo que podría afectarte después”, declaró Barquera.

(Con información de El Financiero)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: