¿Estás alimentando bien a tu hijo?

El niño siempre indicará cuánta comida necesita; si es muy antojadizo y quiere comer lo que ve se debe acudir a un especialista.

05/07/2012 8:42
AA

Cuando los niños son muy pequeños los padres de familia algunas veces los sobrealimentan porque temen que se queden con hambre, especialmente cuando son lactantes, y cuando ellos empiezan a pedir, muchos dicen a modo de broma “no por favor ya no comas más”, ¿pero es correcto darles lo que piden, o no?

En entrevista con SUMEDICO la nutrióloga Norma Martínez (*), indicó que el niño siempre es el que marcará las cantidades adecuadas de alimento que consumirá “ellos saben racionar cuando están satisfechos, y es importante no obligarlos a comer de más ni limitarlos”.

Sin embargo, la también experta en ciencias de los alimentos, señaló que es responsabilidad de los padres brindarles el alimento de calidad, es decir, si les mencionan que tienen hambre hay que evitar llevarlos a “las hamburguesas, las malteadas y postres si sigue diciendo que está hambriento”.

Martínez expresó que los padres deben cuidar que los niños consuman primero alimentos ricos en hidratos de carbono complejos y fibras como son las frutas y verduras, así como los cereales integrales, y que las grasas sean obtenidas principalmente de oleaginosas como cacahuates, almendras, nueces o pistaches.

Y todo sin olvidar que también es necesaria la proteína animal, pero con ración moderada, y baja en grasas.

Otro de los consejos que la especialista dio para asegurar que el niño está recibiendo los alimentos necesarios es brindarles un lunch que contenga fibras, proteínas, vegetales y que sea bajo en azúcares.

“Niños, adolescentes y adultos debemos hacer cinco comidas al día, tres platos fuertes y dos colaciones, y con eso debemos sentir saciedad, solo hay que cuidar la calidad de los alimentos”.

La experta señaló que cuando un niño sigue insistiendo que tiene hambre o es muy antojadizo y quiere comer lo que ve, los padres deben acudir con un especialista para que les informe si su hijo tiene un peso normal y les confirmé que esa hambre es normal por la etapa de desarrollo, o si hay un problema de sobrepeso.

Cuando hay sobrepeso, la especialista dijo que puede ser porque los niños perdieron la capacidad de percibir la saciedad, debido una sobrealimentación previa, y en ese caso, no hay que sacrificar tampoco la comida, solo verificar que se eleve la ingesta de frutas y verduras en lugar de grasas y azúcares.

Del mismo modo señaló que el cuerpo humano desde que es pequeño, está dotado con enzimas y composición especial en todo el aparato digestivo para que las persona puedan distinguir el hambre, la sed, la saciedad y los antojos.

La experta indicó que todos debemos hacer ejercicio diariamente para quemar la energía consumida a través de los alimentos, pero esta debe ser paulatina.

“Hay que saber que ejercicio y actividad física son cosas diferentes, la actividad es todo lo que hacemos en el día como caminar, o hacer cosas que nos involucren un esfuerzo físico y el ejercicio ya es la práctica de un deporte”.

“Lo recomendable son 10 mil pasos, para todos, entonces primero iniciar con cinco mil e ir incrementando hasta conseguir los 10 mil en nuestra actividad física cotidiana, y cuando lo logremos, ahora si incorporar un deporte como tal”, finalizó.

(*) Norma Martínez Valdovinos
Especialista en nutrición y ciencias de los alimentos
Norma.valdovinos@nutrafit.com.mx
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: