¿Estás enamorado o tienes adicción al amor?

Muchos son adictos al amor pero no lo saben porque creen estar enamorados

03/05/2017 4:04
AA

Seguramente alguna vez has sentido que no puedes comer por pensar en esa persona que tanto te encanta. Se te va el sueño, sólo piensas en él o ella y cuentas los segundos para volver a hablar o estar juntos, pero no te preocupas porque crees que estás enamorado, pero ¿y si realmente tienes una adicción?

Muchas de estas conductas son comunes al enamorarse de una persona; sin embargo, también pueden ser el indicio de una adicción que puede terminar en fatales consecuencias.

Una investigación de la Universidad de Oxford, indica que muchas personas pueden realmente tener una adicción al amor, sólo que no lo saben porque lo confunden con el amor.

“Cuando uno se da cuenta de que ya no quiere estar enamorado pero no puede evitarlo y eso tiene efectos negativos como los maltratos, entonces nos encontramos ante una adicción”, indican.

Brian Earp, profesor del Centro de Neuroética de la Universidad de Oxford, explica que de acuerdo a lo investigado, existen dos tipos de adicción que afectan la vida persona y las familias, al grado que las destruyen por completo.

Adicción al amor

Los investigadores explicaron que la adicción al amor se caracteriza porque las personas no saben estar solas.

Si terminan una relación, inmediatamente buscan a alguien que reemplace a la expareja, pues de lo contrario se sienten desesperadas. A esto, es lo que Earp y su equipo nombraron como una forma “estrecha” de adicción al amor.

Este tipo de personas tienen graves problemas para controlar el fuerte deseo que sienten de estar siempre cerca del objeto de su afección y a menudo, desarrollan comportamientos obsesivos que los puede conducir al acoso y en casos extremos, al asesinato.

“Esta adicción inunda el cerebro de dopamina, causando una señal inusualmente fuerte de recompensa”, explica Earp.

El especialista añade que uno de los principales problemas de este comportamiento es que destruye lazos sociales y afecta severamente la carrera profesional así como el desarrollo personal.

Adicto “controlable”

Este tipo es la “amplia”, la menos peligrosa y más frecuente que se caracteriza por deseos y obsesiones más fuertes, pero que se pueden controlar de una mejor manera.

Quienes padecen esta adicción, tienen un comportamiento similar al de los adictos a las drogas, ya que siente una gran euforia después de cada encuentro, que posteriormente los conduce a una desesperación, angustia y depresión cuando la relación llega a un final abrupto.

Padecer este tipo de adicción no siempre es malo para una persona, según algunos investigadores, por lo que no la consideran una adicción como tal.

Y tú, ¿eres adicto?

(Con información de In Perfectas)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: