Alimentos que mejoran la calidad de la leche materna

Niveles bajos de DHA en leche materna podría ocasionar depresión posparto

01/07/2017 8:10
AA

Las mujeres debemos cuidar nuestra alimentación, más aún durante y después del embarazo. Al hacerlo, ayudamos a la formación del feto para evitar enfermedades y otros padecimientos, para después alimentarlo con el seno.

Y es que el bebé recibe los nutrientes de la madre, por ello es indispensable que te alimentes bien, ya que no solo debes preocuparse por el bebé sino también en recuperar esos nutrientes, así evitarás bajar mucho de peso.

Una de las maravillas de la leche materna es que puede cubrir las necesidades alimenticias del bebé, aunque no te alimentes bien.

Para prevenirlo, te damos algunas recomendaciones de alimentos que son buenos para ti durante la lactancia.

1  Lácteos

Las recomendaciones de lácteos en la mujer lactante están incrementadas, ya que son un elemento fundamental para la mineralización ósea del bebé, siendo aconsejable tomar cuatro raciones al día. Además es preferible que los lácteos sean bajos en grasa.

2 Carnes y pescados

Las carnes deben ser magras y es conveniente evitar las grasas, así como los embutidos.

Respecto a los pescados, sería bueno tomarlos al menos cuatro veces a la semana, y mejor a diario. Tanto blancos como azules, sus beneficios son innumerables.

Algunos pescados (particularmente los pescados de aguas frías)  contienen ácidos grasos de la vitamina Omega-3, llamados DHA (ácido decosahexaenoico) y EPA (ácido eicosapentaenoico), los cuales son importantes para el desarrollo del cerebro, ojos y sistema nervioso de tu bebé durante el primer año de vida.

Un estudio revelo que las mamás que tenían menos niveles de DHA en su leche materna, y que quienes consumían menos mariscos, eran más propensas a tener depresión posparto. Procura no comer más de 12 onzas (5,5 kilos) de la mayoría de los pescados y mariscos por semana, incluyendo salmón, tilapia, ostiones, trucha y jaiba.

Recuerda consumir pescados que contienen contaminantes, estos dañan a las mujeres embarazadas, a las que están lactando y a los bebés.

3 Frutas, verduras y hortalizas

Asimismo,  las frutas, verduras y hortalizas deberán estar presentes en la dieta de la mujer lactante, al menos cinco veces al día, incluyendo una ensalada y un cítrico. Mejor tomar fruta entera, bien lavada y con piel, para cubrir las recomendaciones vitamínicas y de fibra

La variedad y el equilibrio son factores claves para una dieta saludable. Por ejemplo, los granos y cereales integrales, y los frutos y los vegetales frescos son más nutritivos que los alimentos procesados y aportan mucha energía.

4 Elige grasas saludables

Limite el consumo de grasas saturadas y evita las grasas trans, ambas se consideran como no saludables. Las grasas saturadas se encuentran en la carne con grasa, la leche completa o entera, la mantequilla y los aceites tropicales como los de palma y coco.

Además de que no es bueno para la alimentación, consumir demasiada grasa no saludable puede alterar la composición grasa de tu leche materna, lo que no es bueno para tu bebé.

Evita contar calorías

La mayoría de las mujeres que da pecho necesita unas 500 calorías más que las mamás que no lo hacen. Esto quiere decir que deben consumir entre 2000 y 2500 calorías cada día.

Sin embargo, una dieta muy baja en calorías o que haga demasiado énfasis en un solo grupo de alimentos y excluya otros puede disminuir la cantidad de leche que produces y su calidad.

No trates de adelgazar tan rápido

No es recomendable reducir la alimentación antes de que tu bebé cumpla dos meses de edad. Recuerda que reducir tu alimentación esas primeras semanas puede afectar tu producción de leche.

Las pérdidas rápidas de peso pueden resultar peligrosas para tu bebé porque al adelgazar se liberan toxinas normalmente almacenadas en la grasa corporal, que llegan a la corriente sanguínea. Eso aumenta la cantidad de contaminantes que acaban en la leche materna.

Es recomendable que comas en menor cantidad, pero con más frecuencia, y que tengas a la mano aperitivos (botanas o tentempiés) saludables. Esto ayudará a que mantengas tus niveles de energía y a calmar los ataques de hambre que te pueden dar.

(Con información de Web consultas y Baby Center)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: