Estrés, un riesgo para males autoinmunes

Las personas que viven en estrés crónico son más propensas a desarrollar estas enfermedades por cambios en la química cerebral.

24/05/2013 10:34
AA

 Un estudio de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Ben Gurión (sur de Israel), a cargo de Alón Monsonego, Idán Harpaz y Haguit Cohen, encontraron que vivir en estés crónico puede contribuir a desarrollar enfermedades autoinmunes como la Esclerosis Múltiple.

Los investigadores explicaron, que su investigación realizada con ratones, encontraron que los ejemplares que se sometían a continuos estados de estrés comenzaron a enviar señales diferentes desde el hipotálamo del cerebro, una señal muy similar a la que ocurría en enfermedades como psoriasis o el lupus, en la que el sistema inmune que se encarga de proteger al cuerpo, empieza a dañar sus propios tejidos.

Sin embargo señalan que siguen sin descubrir qué es lo que cambia el funcionamiento cerebral que cambia la acción del sistema inmune de protección a autodañarse, aunque se sabe que tiene que ver con la parte química, y que también puede ser generado ese cambio a partir del estrés.

“El estrés crónico, junto a otros factores como la genética y el entorno, pueden dañar el funcionamiento del sistema inmunológico, que es importante pues regula su defensa e impide que sea atacado. Este mecanismo parte del cerebro, del hipotálamo”, explicó el profesor Monsonego, integrante del departamento de Microbiología e Inmunología de la facultad de Ciencias de la Salud en Ben Gurión.

El cuerpo humano reacciona frente al estrés liberando importantes hormonas que le permiten manejar situaciones estresantes para combatirlas o escapar de ellas.

“No es la primera vez que se investiga este proceso, pero sí es la primera que hemos localizado el mecanismo. Hemos descubierto los lugares del sistema inmunológico que fueron dañados al ser expuestos a este tipo de estrés crónico. En esto el estudio es pionero”, subrayó el científico.

Entre los hallazgos principales, se destacó que el estrés crónico libera glucocorticoides, para poder responder a los estimules, debido a que se causa una inflamación de las células, y no pueden activarse de modo normal, y esta sustancia inhibe esa inflamación, sin embargo, agrava los síntomas autoinmunes, impidiendo un correcto equilibrio interno.

Con estos hallazgos, los resultados de la investigación sugieren que mientras un elevado nivel de glucocorticoides generalmente protege contra el empeoramiento de las enfermedades autoinmunes, cuando la exposición al estrés es prolongada en el tiempo puede producirse un empeoramiento de los síntomas.

Por ello los cientpificos afirman que probablemente el tratamiento con cortisol o esteroides no es el más adecuado, porque puede mejorar la inflamación, pero agravar los síntomas.

Finalmente los científicos señalaron que también analizaron los efectos de los glucocorticoides en el envejecimiento y la progresión de enfermedades neuro-degenerativas como el Alzheimer, y advierten de que existe una relación aparente entre esas hormonas del sistema inmune y el envejecimiento. (El Universal)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: