El estrés afecta a la salud intestinal

El estrés y la mala alimentación, alteran la microbiota intestinal, lo que provoca enfermedades

01/06/2017 1:26
AA

Los altos niveles de estrés pueden provocarnos diversos problemas como depresión, irritabilidad y hasta dolor corporal, pero ¿sabías que también puede dañar a tu salud intestinal?

El estrés es uno de los principales detonantes de los problemas estomacales como la inflamación, estreñimiento o diarrea, debido a que provoca disbiosis, una alteración que sufren las bacterias que habitan en el estómago que se encargan de evitar el desarrollo de diversas enfermedades.

“La disbiosis es la disminución de tres factores en la flora intestinal: el número total de bacterias y de microorganismos; la pérdida del balance, es decir que algunos microorganismos se reduzcan y otros se incrementen potencionando algún tipo de enfermedad, y en tercer lugar que se pierdan en general todas las bacterias tanto buenas como malas”, explica la Dra. Darinka Vargas Botello, Gerente Médico de Sanofi.

¿Qué provoca la alteración de la microbiota?

Esta alteración de microbiota, señala, ocurre pos distintos factores entre los que se encuentra el estrés, aunque todo dependerá de la edad que se tenga.

“En los bebés, el principal factor es que no se alimente del seno de donde proviene toda la alimentación de la flora intestinal. En niños más grandes, son las diarreas agudas e infecciones gastrointestinales, así como el uso de antibióticos cuando no son necesarios. Ya en los adolescentes y adultos, intervienen los antibióticos, el estrés y una mala alimentación”, detalla.

Añade que otro factor relacionado es la ingesta de medicamentos que reducen el ácido del estómago, como es el caso de los indicados para la gastritis.

Por su parte, el Dr. Francisco Guarner, Director de la Unidad de Investigación del Sistema Digestivo en el Hospital Universitario de Vall d´Hebron, Barcelona, indica que cualquier persona es susceptible de padecer disbiosis; sin embargo, el problema se ha visto con mayor frecuencia en el 50% de los casos de síndrome de intestino irritable y en una tercera parte en quienes padecen gastritis.

Las complicaciones de la disbiosis

El doctor Guarner resalta que tener una alteración de las bacterias intestinales no sólo provoca problemas estomacales, sino que incluso puede favorecer el desarrollo de enfermedades del sistema inmune.

“Hay muchas enfermedades de gran impacto en la sociedad, como el síndrome metabólico o la diabetes de tipo 2, así como algunas enfermedades neuronales como el Alzheimer o el autismo, incluso ciertos tipos de depresión en las que la disfunción de la barrera de la mucosa parece tener un papel”, dice.

En este sentido, la doctora Vargas señala que otras enfermedades son la de Crohn, de Cuci, las alergias alimentarias y rinitis alérgica.

“En todo el intestino, es donde mayor cantidad de sistema inmune hay y está ligado a la flora intestinal. Si la flora intestinal está alterada, no manda las señales correctas al sistema inmune, por lo que recibe señales que no comprende y comienza a atacar al mismo organismo. La flora intestinal regula al sistema inmune para que funcione correctamente”, menciona.

¿Cómo se detecta?

En la mayoría de los casos, la disbiosis suele confundirse con otros padecimientos como síndrome de colon irritable, por lo que su detección puede complicarse, además de que no hay una prueba especifica que indique si se tiene el problema.

Hasta ahora, la única forma de saber si hay disbiosis es con la valoración del médico.

“Se empieza desde el interrogatorio del estilo de vida, tipo de alimentación, el estrés, los síntomas, cuándo se presentaron y posteriormente, se atienden los síntomas dependiendo lo que los desencadene. Todo el abordaje de la historia clínica y la exploración del paciente es lo que te dará el diagnóstico”, dice Vargas.

Medidas de prevención

Para evitar la alteración de las bacterias, la especialista recomienda tres cosas:

  • Tener una buena alimentación rica en fibra de origen vegetal
  • Mantener un estilo de vida saludable donde el estrés esté controlado
  • Utilizar probióticos que sólo sean indicados por le médico y que hayan demostrado ser benéficos en estudios clínicos

En relación a los probióticos, el Dr. Rodrigo Vázquez Frías, adscrito al Hospital Infantil de México Federico Gómez, indica que se de tener cuidado con éstos y evitar adquirir los del supermercado o que no hayan sido recetados por un especialista.

“Los probióticos disponibles en supermercados o en los refrigeradores de nuestras casas, muchas veces no sabemos lo que realmente tienen de probióticos o en qué cantidad se administran. Ahí está la diferencia con uno de grado médico que ya está plenamente tipificado y que ya ha pasado por un proceso de pruebas clínicas para saber qué funciona para una enfermedad especifica”, aclara.

Sobre el estrés, los especialistas indican que es algo que se tendrá siempre, por lo que es importante aprender a controlarlo.

“El estrés es algo que vamos a tener todo el tiempo y eso no lo vas a poder cambiar. El punto es cómo te enfrentas y qué herramientas tienes para manejar ese estrés”, concluyen.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: