Estudian genes para prevenir obesidad

El estudio, realizado por mexicanos, ayudaría a detectar a tiempo si un niño tiende a ser obeso durante su crecimiento.

03/08/2010 1:02
AA

La obesidad afecta a más de cuatro millones de niños mexicanos, quienes posteriormente tendrán tres veces más probabilidad de sufrir enfermedades crónicas en la edad adulta que los niños sin obesidad, rebeló un estudio de relación entre genética y obesidad realizado por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).
 

En el estudio de los genes podrían estar las posibles respuestas y soluciones al problema de la obesidad infantil. Gracias a los resultados, los investigadores intentarán predecir si un niño puede presentar problemas de peso durante su desarrollo, señaló Gómez Ortega, quien añadió que la finalidad es prevenir a los padres para que implementen o modifiquen el estilo de vida del pequeño, desde motivarlo a hacer ejercicio y evitar dietas obesogénicas, ricas en lípidos y
carbohidratos, es decir, tener más control sobre su hábitos, en comparación con otros niños que no tengan esta predisposición”.

María del Rocío Gómez Ortega, adscrita al Departamento de Toxicología, señaló que a través del estudio de algunos de los genes que regulan el apetito (FTO, LEP, MC4R y GHRL), se pueden encontrar indicios que permitan determinar con anterioridad si una persona puede tener o no riesgo a desarrollar la enfermedad y así tomar medidas al respecto.
 
Los investigadores analizarán muestras de sangre de niños sin sobrepeso y de infantes con obesidad para comparar las variantes polimórficas en la secuencia del Ácido Desoxirribonucléico (ADN) de ambos grupos, es decir, las diferencias que presentan los genes de un niño obeso y uno que no lo es, lo que ayudará a determinar la susceptibilidad a presentar obesidad.

La investigación se encuentra en la primera etapa, que consiste en la  recolección de muestras de sangre en el Instituto Nacional de Pediatría (INP) y en el servicio de Pediatría del Instituto de Salud del estado de México, posteriormente se iniciará con el análisis de los genes relacionados con el apetito.
 
Gómez Ortega acotó que en México son pocas las investigaciones que se han ocupado por conocer los factores genéticos que pueden predisponer al desarrollo de la enfermedad, así como la importancia de los aspectos de la genética poblacional y la ancestría.

La investigadora destacó que la teoría de predisposición genética a la obesidad señala la presencia de un gen ancestral en la población que cruzó de Asia a América por el Estrecho de Bering hace miles de años.

Este gen lo que permitía era almacenar energía para poder soportar las travesías para llegar a América, pero el sistema de vida era muy distinto, ya que ellos realmente gastaban esa energía almacenada, pero la evolución siempre cobra caro y ahora teniendo un sistema de vida tan sedentario, eso se expresa como obesidad”, dijo la experta.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, en tan sólo siete años la obesidad en niños de cinco a 11 años de edad registró un incremento de 77% en nuestro país. Hoy México ocupa el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil.
 
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: