Estudiar reduce riesgo de enfermedades cerebrales

Un estudio asegura que las personas con mayor nivel educativo pueden superar mejor un traumatismo de cráneo que quienes dejaron la escuela antes

28/04/2014 2:30
AA
Las personas que tienen más años de educación pueden superar mejor una lesión en el cerebro que los que tienen un menor nivel educativo, concluyó un estudio publicado ayer en Neurology, la revista oficial de la Academia Estadounidense de Neurología.
 
El estudio analizó a personas que sufrieron traumatismos encefalocraneanos moderados y severos; en su mayoría producidos por accidentes en motos y en caídas.
 
“Después de este tipo de heridas, algunas personas quedan discapacitadas de por vida y no vuelven nunca a su trabajo, mientras otras, con una herida similar, se recuperan completamente”, apuntó Eric Schneider, coautor del trabajo en la Escuela de Medicina del Hospital Johns Hopkins.
 
“Nosotros solemos comprender algunos de los factores que llevan a estas diferencias, pero no podemos explicar todas las variables”, admitió Schneider.
 
Los investigadores centraron su análisis en algo que se conoce como la “teoría de la reserva cognitiva”, la que establece que las personas con más educación tienen una reserva cognitiva mayor. Dicho de otro modo, sus cerebros poseen la habilidad de mantener sus funciones a pesar del daño. El concepto surgió desde los estudios de desórdenes cerebrales como el mal de Alzheimer, en el cual se ha visto que personas que han estudiado gran parte de su vida presentan síntomas más leves que aquellos menos formados.
 
Los científicos analizaron a 769 personas mayores de 23 años que habían sufrido un traumatismo y los monitorearon durante al menos un año. Fueron agrupados por nivel de formación. Un total de 185 individuos (24%) no había terminado el liceo; 390 (51%) habían terminado el liceo y estudiado algo más y 194 (25%) habían obtenido, al menos, un título de grado.
 
Al año siguiente de producida la lesión en el cerebro, el 90% de las personas que no habían terminado el liceo estaban discapacitados y limitados severamente como para ir a trabajar o regresar a sus actividades normales.
 
Sólo el 10% había superado el accidente. Entre quienes sí habían terminado el liceo el porcentaje que quedó incapacitado fue del 69% (el 31% logró recuperarse con éxito). Y en el tercer grupo, el de las personas con títulos de grado o postgrado, la cantidad de afectados gravemente a un año de la lesión fue del 61% (el 39% lo superó de forma satisfactoria).
 
En conclusión, entre una persona que finaliza estudios terciarios y otra que no termina la formación secundaria la posibilidad de superar con éxito un traumatismo de cráneo severo varía entre el 39% y el 10%.
 
Sin embargo, los investigadores aún no tienen claro a qué se debe. “Explorando esta relación podremos, con suerte, identificar caminos más exitosos para ayudar a los pacientes a recuperarse de un traumatismo encefalocraneano severo. Esperamos poder lograrlo”, concluyó el científico.
 
 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: