Estudio de Yale abre la posibilidad a un trasplante de cerebro

La investigación recibió cuestionamientos éticos por el posible estado de conciencia

03/05/2018 2:06
AA
trasplante de cerebro

Una investigación de la Universidad de Yale, Estados Unidos, ha abierto la posibilidad para que en un futuro cercano pudieran llevarse a cabo un trasplante de cerebro, luego de que lograron mantener vivos los cerebros de cerdos por 36 horas tras su muerte.

El estudio basado en el sistema BrainEX, con el cual lograron restaurar la circulación y mantener los cerebros de entre 100 y 200 cerdos hasta por 36 horas, empleando bombas, calefactores y bolsas de sangre artificial calentada a la temperatura corporal.

Te recomendamos: IMSS extrae tumor de ovario de 15 kg de jóven

Trasplante de cerebro: ¿sería ético?

Nenad Sestan, investigador de la Universidad de Yale que lideró el estudio, explica que los resultados observados luego de los experimentos fueron sorprendentes, ya que pudieron observar de manera clara millones de neuronas vivas y sanas, pese a ya no estar dentro del cuerpo de los animales.

Asimismo, aseveró que nunca antes se había podido estudiar el funcionamiento de un cerebro vivo de esta manera, por lo que los experimentos en sí mismos ya son un logro notable porque se podrá entender cómo trabajan y desarrollar tratamientos para diversas enfermedades neurológicas.

No obstante, luego de haber presentado los resultados del estudio en una conferencia en los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, en Bethesda, Maryland, la investigación ha sido cuestionada desde el aspecto ético debido a sus procedimientos.

Por una parte se ha cuestionado el hecho de estudiar los cerebros de cerdos que han sido decapitados en un matadero, además de poner en la mesa la discusión relativa al estado de conciencia que ello supondría, al mantener con vida sus cerebros.

Al respecto, el especialista indica que no existe evidencia de algún estado de conciencia de los animales tras mantener vivos sus cerebros, por lo que esperan poder llevar a cabo pruebas que permitan extender el tiempo de vida de estos con el fin de conocer las posibilidades reales para un trasplante de cerebro.  

Con información de MIT, LNN y Vanguardia


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: