Etiquetas en alimentos, por lo saludable

Las personas que leen la información nutrimental de la comida que van a consumir, tienden a elegir menos calorías, grasas saturadas y azúcar.

10/08/2010 4:49
AA

Leer siempre ilustra, pero leer las etiquetas de los alimentos que vamos a consumir nos puede ayudar a llevar una dieta más sana, así lo acaban de comprobar investigadores al analizar los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de Estados Unidos de los años 2005 y 2006.

La información señala que el 61.6 por ciento de los participantes leía la información nutrimental de los alimentos, 51.6 por ciento examinaban la lista de ingredientes, 47.2 leían el tamaño de la ración y 43.8 por ciento revisaban alguna vez los beneficios a la salud.

En el estudio que se publicó en la revista Journal of the American Dietetic Association, se destaca que hubo grandes diferencias entre las personas que leían las etiquetas y las que no lo hacían en su consumo total de calorías, grasas, grasas saturadas, colesterol, sodio, fibra dietética y azúcares.

Los investigadores, encabezados por Nicholas J. Ollberding, profesor del Departamento de estudios sobre salus y conducta del Colegio de Profesores de la Universidad de Columbia, comentan que para que la etiqueta alimentario tenga un mayor impacto en la salud pública, se debe aumentar su índice de uso entre los adultos mayores.

Para que se incremente su uso, explicaron, se debería resaltar la información sobre calorías, reportar la ingesta total de nutrientes para los alimentos que probablemente se ingieran en una sola comida y usar etiquetas más educativas y proponen que se puede usar una especie de semáforo para alertar al consumidor.

La etiqueta, señalaron, no es suficiente para cambiar los hábitos de alimentación de las personas, pero si puede ser una herramienta en la batalla contra la obesidad y las enfermedades crónicas asociadas al tipo de dieta que llevan las personas.

Otro estudio en la misma edición encontró que colocar etiquetas que decían “Fuel Your Life” (eche combustible a su vida) en las estanterías de alimentos saludables en un supermercado del campus tuvo un efecto positivo sobre los hábitos de compra de comida de los estudiantes universitarios.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: