EU reduce a la mitad ceguera por Glaucoma

El decremento en casos de ceguera está relacionado con avances en el diagnóstico más temprano.

12/03/2014 4:00
AA
La posibilidad de perder el sentido de la vista debido a la enfermedad de Glaucoma se ha reducido casi a la mitad desde los años 80, en Estados Unidos, de acuerdo con un estudio publicado el 21 de enero de 2014 en la revista Ophtalmology, que es el órgano oficial de difusión de la Academia Americana de Oftalmología.
 
Los autores del artículo publicado en Ophtalmology opinan que el decremento en casos de ceguera está relacionado con avances en el diagnóstico más temprano y la aparición de nuevos tratamientos, pero advirtieron que todavía es muy elevado el número de pacientes con glaucoma los que finalmente pierden la vista.
 
El glaucoma es la segunda causa de ceguera a nivel mundial, sólo detrás de la retinopatía diabética. En todo el planeta se calcula que 60 millones de personas padecen este problema de salud en el cual aumenta la presión interna de los ojos y estos paulatinamente se endurecen. Del total de personas afectadas se estima que 4.7 millones ya han perdido la vista.
 
El estudio de la Academia Americana de Oftalmología fue realizado por un equipo basado en la clínica Mayo y es el primero en evaluar los cambios a largo plazo en el riesgo de progresión a la ceguera y la incidencia en la población de ceguera relacionada con el glaucoma. Mediante la identificación de las tendencias epidemiológicas en el glaucoma, los investigadores esperan profundizar en las mejores prácticas para la distribución de recursos médicos y de salud, así como enfoques de gestión de poblaciones enteras.
 
Los investigadores revisaron 857 casos de glaucoma de ángulo abierto (GAA), que es la forma más común de glaucoma. Los pacientes habían sido diagnosticados entre 1965 y 2009 en el Condado de Olmsted, Minnesota, uno de los pocos lugares del mundo donde se llevan a cabo estudios a largo plazo en la población.
 
Al revisar los datos de un periodo de 20 años encontraron que la incidencia de ceguera debido al GAA en por lo menos un ojo habían disminuido de 25.8 por ciento para sujetos diagnostican entre 1965 y 1980 a 13.5 por ciento para los diagnosticados entre 1981 y 2000.
 
La incidencia de ceguera entre la población diagnosticada con glaucoma, dentro de los 10 años siguientes al diagnóstico también disminuyó de 8.7 por cada 100 mil pacientes a 5.5 por caca 100 mil. Sin embargo, el 15 por ciento de los pacientes diagnosticados en el período más reciente todavía progresó a la ceguera.
 
“Estos resultados son muy alentadores para quienes sufren glaucoma y para los médicos que se preocupan por ellos. Los datos sugieren que las mejoras en el diagnóstico temprano  y en el tratamiento han jugado un papel clave en la mejora de los resultados”, dijo Arthur J. Sit, profesor adjunto de Oftalmología del Colegio de Medicina de la Clínica Mayo e investigador principal en el estudio.
 
A pesar de esta buena noticia, la tasa en la cual las personas desembocan en ceguera debido al glaucoma de ángulo abierto todavía es considerada por la Academia Americana de Oftalmología como “inaceptablemente alta”.
 
Ojo duro
 
El elevado número de personas que pierden la vista por glaucoma está muy relacionado con el diagnóstico tardío y la comprensión incompleta de lo que es el glaucoma, por lo que la Academia Americana de Oftalmología recomienda que continúen las investigaciones sobre esta enfermedad devastadora y que todos los proveedores de cuidado del ojo se mantengan vigilantes en busca de signos tempranos de glaucoma durante exámenes de rutina.
 
La principal característica de la aparición y avance del glaucoma es el endurecimiento del ojo. En un ojo saludable existe un espacio entre el iris, que es lo que le da color al ojo, y la córnea, que es la superficie clara por la que entra la luz. Por ese espacio circula líquido, que entra por la pupila y después sale. Cuando la franja entre el iris y la córnea está pegada se puede producir alguno de los diferentes tipos de glaucoma, agrupados en los conjuntos llamados ángulo abierto o ángulo cerrado. 
 
Aunque el glaucoma es un padecimiento que normalmente se asocia con el incremento en la edad, hay otros factores que lo pueden detonar.
 
El factor de riesgo más importante para desarrollar glaucoma es tener la presión ocular alta. También la edad es importante. A mayor edad, mayor frecuencia de glaucoma. La hipertensión arterial también es un factor a tomar en cuenta, así como la diabetes, puesto que va a afectar a los vasos pequeñitos, además de enfermedades neurodegenerativas y ahora se ha asociado con la apnea del sueño.
 
La recomendación de la Academia Americana de Oftalmología es que todos los adultos deben realizarse un examen de diagnóstico a los 40 años y que los adultos mayores de 65 años deben realizarse un examen de detección de glaucoma cada año o cada dos años.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: