EU y Australia apoyan vacunación contra VPH

Sus estudios muestran que la vacuna disminuye infección por VPH y contrasta con decisión de Japón de suspender su recomendación.

25/06/2013 9:00
AA
Mientras el Ministerio de Salud de Japón pidió a los médicos de su país suspender la recomendación para que los padres de familia apliquen la vacuna contra Virus Papiloma Humano (VPH) a mujeres adolescentes, después de recibir mil 968 quejas por posibles efectos adversos, en Estados Unidos y Australia dos estudios epidemiológicos afirman que la aplicación de esta vacuna ha reducido a la mitad el número de infecciones de VPH entre mujeres menores de 19 años.
 
Con las letras VPH se conoce a un conjunto de 170 tipos de virus que se transmiten sexualmente y se alojan en las mucosas y tejidos de los genitales.
 
Estos invasores microscópicos pueden curarse de manera natural en más de 90% de los casos, en periodos de uno o dos años. Sin embargo, existe un porcentaje de pacientes que no se cura de manera natural, padece infecciones persistentes y posteriormente experimenta la aparición de lesiones en el cuello de la matriz que son el principio del Cáncer Cérvico Uterino.
 
Entre los más de 170 tipos diferentes de virus agrupados bajo la nomenclatura de VPH, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha señalado que 13 son de alto riesgo oncológico y 2 más de posible riesgo oncológico. Para prevenir este tipo de infecciones, desde los años 80 del siglo XX, se impulsaron estudios que buscaron obtener una vacuna preventiva contra la infección.
 
En el año 2006 la Agencia Federal de Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó la venta de la primera vacuna contra cuatro tipos muy comunes de VPH, identificados como los VPH 6, 11, 16 y 18. Entre estos cuatro tipos de virus, el VPH 16 y el 18 se consideran responsables del 70 % de los cánceres de cérvix, mientras que el VPH 6 y el 11 son responsables del 90% de las verrugas genitales.
 
La primera vacuna contra VPH que obtuvo la aprobación de la FDA fue Gardasil, desarrollada por el laboratorio estadunidense Merck, Sharp and Dohme. Meses después también obtuvo su aprobación para venta la vacuna Gardasil, del laboratorio británico GlaxoSmithKline.
 
Estas vacunas comenzaron a aplicarse de manera amplia y sistemática en Australia y Estados Unidos en el año 2007. En la actualidad existen 110 países donde se puede adquirir y aplicar alguna de las dos vacunas mencionadas.
 
Estudios epidemiológicos
En Estados Unidos, el pasado 19 de junio se publicó un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) que reúne análisis realizados a 8 mil 400 mujeres ente 14 y 59 años de edad. 
 
Aproximadamente la mitad de las muestras biológicas (4 mil 150) fueron colectadas entre los años 2003 y 2006, antes de que la vacuna contra el VPH fuera introducida y aplicada de manera rutinaria en Estados Unidos. El resto de las muestras (4 mil 253) fueron colectadas posteriormente a la aprobación para aplicar la vacuna, entre los años 2007 y 2010.
 
El reporte de los resultados de este estudio fue publicado en la revista Journal of Infectious Diseases, firmado por siete investigadores encabezados por Lauri E. Markowitz, de la División de Enfermedades Transmitidas Sexualmente, dentro del Centro Nacional de Prevención de Virus de Inmunodeficiencia Humana, Hepatitis Viral, Tuberculosis y Enfermedades Transmitidas Sexualmente, el cual forma parte del CDC.
 
En el artículo en el que se detallan las características de la investigación se explica que desde el año 2006 se comenzó a aplicar rutinariamente la vacuna contra el VPH en niñas entre 11 y 12 años de edad y se recomendó su aplicación entre mujeres que tienen entre 13 y 26 años. A pesar de estas directrices, en el año 2010 únicamente el 32% de las mujeres entre 13 y 17 años habían recibido el ciclo completo de tres dosis de la vacuna, como se recomienda.
 
Considerando esta cobertura de 32% del total de la población candidata a recibir la vacuna, el CDC condujo este estudio que constituye el primer análisis del impacto de la vacunación a mediano plazo. El método de investigación consistió en comparar los resultados de prevalencia de VPH entre las muestras colectadas antes de 2006 y aquellas entre 2007 y 2010.
 
Los resultados de esta comparación indican que entre mujeres con edades entre 14 y 19 años, la prevalencia de los cuatro tipos de VPH contra los cuales protegen las vacunas (VPH 6, 11, 16 y 18) se redujo de un 11.5% en el grupo estudiado entre los años 2003 y 2006 a solamente un 5.1% entre las mujeres del grupo estudiado entre 2007 y 2010. Estas cifras señalan una reducción de 56% de infecciones en este grupo de edades, de 14 a 19 años.
 
El mismo reporte afirma que “entre otros grupos de edad la prevalencia de infecciones de VPH no difirió significativamente entre las mujeres estudiadas en los dos periodos”. Más adelante añade que “a cuatro años de la introducción de la vacuna contra VPH, la prevalencia de los cuatro tipos de VPH que previene la vacuna ha disminuido entre mujeres de entre 14 y 19 años de edad, a pesar de que aún son bajos los porcentajes de aplicación de la misma vacuna”.
 
El estudio del CDC agrega que la efectividad estimada de la vacuna es alta pues se observaron niveles de efectividad de protección de la vacuna de hasta 82% en personas que sólo recibieron una de las tres dosis recomendadas.
 
En otro país, Australia, se publicó un estudio que reporta resultados concordantes con el estudio de Estados Unidos.
 
El 19 de abril de 2013 la revista British Medical Journal (BMJ) publicó un estudio realizado por ocho investigadores australianos entre los años 2004 y 2011, durante el cual revisaron 85 mil 770 expedientes de hombres y mujeres que acudieron por primera vez a consulta médica a clínicas con servicios de salud sexual. Entre los pacientes se trató de medir el contagio con Virus Papiloma Humano a través de la identificación de verrugas genitales, las cuales fueron detectadas en 7 mil 686 pacientes  (5 mil 292 hombres y 2 mil 394 mujeres).
 
Para medir el impacto que tuvo la adopción generalizada de la vacuna se separaron los datos colectados antes y después de 2007, cuando se introdujo la vacunación gratuita entre niñas de 12 y 13 años y se promovió entre otras edades.
 
Los resultados, firmados por Hammad Ali y Basil Donovan, de la Universidad de Nuevo Gales Sur, en Sidney, indican que una amplia disminución de 92.6% en el número de verrugas genitales se registró entre mujeres menores de 21 años después del año 2007. Entre el grupo de mujeres entre 21 y 30 años también se redujo en 72.6% el número de mujeres con verrugas genitales provocadas por VPH, después de la introducción de la vacuna.
 
En el caso de los hombres, también hubo una disminución en el número de varones menores de 21 años de edad con verrugas genitales, a caer en 81% los casos de hombres a los que se detectaron verrugas en primeras consultas que ocurrieron después del año 2007. Entre hombres con edades entre 21 años y 30 años, el porcentaje de pacientes a los que se diagnosticaron verrugas genitales en primeras consultas posteriores a 2007 cayó 51%.
 
En ambos estudios la atención se enfoca en la reducción de casos tras la introducción de la vacuna, pero no se informa sobre el número de casos donde se reportan efectos adversos, que es el tema que se debate en Japón.
 
¿En México qué pasa?
La Vacuna contra Virus Papiloma Humano ha estados disponible en México desde el año 2007, en servicios de salud privados, pero fue en 2008 cuando autoridades de diferentes estados comenzaron a aplicarla gratuitamente a sus beneficiarios.
 
En la región más poblada del país, la Secretaría de Salud del Distrito Federal inicio una campaña de vacunación entre niñas mayores de 11 años en 2008 y al concluir el año 2010 reportó que se habían aplicado 300 mil dosis de esta vacuna, que requiere de tres inyecciones para considerarse una cobertura completa.
 
En el caso de las autoridades nacionales, la aplicación de la vacuna contra VPH comenzó en pequeños grupos de población en el año 2010 pero fue hasta octubre de 2012 cuando se lanzó la primera campaña nacional de vacunación contra VPH con una inversión de 300 millones de pesos para adquirir un millón de dosis de vacuna. Esta campaña fue justificada por el entonces presidente Felipe Calderón indicando que cada año mueren en México 4 mil 100 mujeres por Cáncer Cérvico Uterino, provocado por una infección persistente de VPH.
 

En el caso de México, no hay reportes oficiales sobre casos de efectos adversos o grupos visibles de personas que se opongan a la vacunación por efectos adversos. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: