Euforia navideña no contagia a todos

Psicóloga explica que todas las personas ven las fiestas de diciembre desde un ángulo diferente y muchos viven emociones encontradas.

23/12/2013 8:39
AA

“El mensaje cultural para esta temporada es que se tiene que ser feliz, así lo marca la publicidad, son tiempos de dar regalos, comida en abundancia y vacaciones. No todas las personas se sienten bien durante estas fechas, no para todos es una blanca Navidad”, expresó la psicóloga Eugenia Narro de la Sociedad Psicoanalítica de México lo explicó a SUMEDICO.  “No se puede pensar que todos la pasan bien en Navidad”, puntualizó.

Tiempo de reflexión y de aprender a convivir
En el ambiente hay euforia, esta fecha y Año Nuevo son tiempos emotivos para todos, es cuando más se tienen reuniones familiares y de amigos. Son momentos en los cuales la gente se olvida de de los problemas y dificultades del día a día. Tanta alegría se debe se debe a ello, pero no se puede generalizar porque hay quien vive estas fechas con felicidad y entusiasmo, comentó la experta, hay quien se siente obligado a convivir, se ven forzados a ir a las reuniones familiares con aquellos primos y tíos a los cuales durante el año no conviven ahora tiene que estar con ellos, eso puede ocasionar estrés en las personas” agregó.

Narro contó que por ser final de año hay una sensibilidad en los adultos por lo que se tiene, lo deseado y lo perdido: “Sin duda  es una etapa de valor sentimental, los adultos tienen muchos sentimientos y emociones encontrados. Hay mucha felicidad, pero también  tristeza por el recuento de pérdidas o la lejanía que tienen con sus seres queridos. Muchas familias son separadas por cuestiones de trabajo viviendo en otros países en donde se adaptan porque sus parejas o intereses están ahí”, describió.

Los niños, o la disfrutan o se frustran.
Los más sonrientes en estas fechas son los niños porque no van a clases, disfrutan sus vacaciones y reciben obsequios. “Cabe aclarar que esto depende de la historia de cada quien, hay pequeños más felices que otros; ellos se pueden frustrar porque comparan sus regalos con los de sus hermanos, primos o amigos o simplemente no les tocó lo que esperaban”.

Narro explicó que los adultos registran estas fechas desde la niñez para después “relacionar lo bonito o lo feo de estas fechas con ella, todos los años vivimos esta experiencia, por eso la idea de la Navidad es algo muy personal. Otro elemento que se debe tomar en cuenta, explicó la experta es que la Navidad  viene de cuestiones religiosas aunque muchas veces no se sabe muchas lo que se está festejando, la historia de la navidad viene de mucho sufrimiento”, declaró.

La psicóloga aconseja que para mantener una actitud positiva hay que decidir pasar estas fechas con gente querida y no por obligación. “Debemos disfrutar a la Navidad con mesura, porque después de tanta alegría en enero viene la parte reflexiva, se puede caer en tristeza”.  Este sentimiento de felicidad se contagia, si alguien en la familia tienen la intensión de preparar algo diferente en estas fechas, por lo general todos se unen para la causa al tener una expectativa de lo que pueda pasar, ya sea una cena, un viaje en esos días o preparar entre todos una fiesta.

Los niños también ayudan a ver estos días como algo muy positivo, ellos se entusiasman de forma diferente, están conociendo, se ilusionan por muchas cosas, es cuando culturalmente van asimilando el valor de la Navidad.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: