Evita agotamiento por calor extremo

Verano es una de las épocas en las que se eleva la temperatura, niños, adultos mayores y personas enfermas, corren más riesgo.

10/06/2013 4:42
AA
El verano está próximo a hacer su aparición y con él, la época del año en que más calor se puede sentir, por eso es importante que se eviten los factores de riesgo que pueden poner en riesgo la salud.
 
Los Centros de Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) por sus siglas en inglés, advierten que los adultos mayores, los niños las personas con afecciones médicas preexistentes y los que viven en pobreza son los que corren mayor riesgo con las temperaturas extremas. 
 
Se considera una temperatura alta cuando se presentan 38 grados centígrados para arriba. En México esto es común en verano especialmente en estados del norte y del sureste, por lo que no está de más tomar en cuenta que las personas mayores de 65 años, que viven solas o tienen una enfermedad cardiaca o una enfermedad respiratoria crónica, están en serio peligro, porque son susceptibles al calor.
 
Para minimizar los riesgos se debe:
  • Visitar frecuentemente a los parientes o vecinos mayores o personas que estén enfermas y vivan solos
  • Si se tiene aire acondicionado, mantener las persianas cerradas durante el día para mantener la vivienda fresca
  • Si no se cuenta con aire acondicionado abrir las ventanas para mantener la habitación fresca, encender el ventilador
  • Si se vive en una casa de doble nivel, permanecer en la planta baja en los momentos de más calor y abrir las ventanas en la planta alta 
  • Para mantenerse hidratado se debe beber agua simple, bebidas sin alcohol, evitar demasiada azúcar o cafeína. Recuerda que las bebidas alcohólicas deshidratan.
  • Para mantenerse fresco, se debe usar ropa floja y clara.
  • Los niños pueden jugar al aire libre temprano en la mañana o al anochecer cuando la temperatura es más baja y el aire más saludable
  • Se puede ir a la playa o la piscina a refrescarse, pero nunca se debe hacerlo solo

Si una persona se siente agotada debido al calor, sentirá la piel fría y húmeda, se verá pálida, pero a veces también se puede ver roja. El mareo o desmayarse, las náuseas o los vómitos, la fatiga y el dolor de cabeza también son señales potenciales de agotamiento por calor.

En cambio, la insolación provoca piel roja, caliente y seca, temperatura corporal alta, un pulso rápido y débil, respiración agitada y cambios en el estado de consciencia. (Con información de Medlineplus)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: