Cómo evitar correr lento

Además de entrenar, debes tener en cuenta otros aspectos para mejorar tu tiempo

10/10/2016 10:42
AA

Correr rápido es uno de los principales retos de los runners, pero que en ocasiones no es algo sencillo de lograr.

A pesar de que muchos runners se esfuerzan por mejorar su tiempo y entrenan arduamente o consumen suplementos, no logran aumentar su velocidad e inclusive, en ocasiones la disminuyen, ¿por qué?

Si bien el entrenamiento es lo principal para correr más rápido, hay algunas otras medidas que debes tomar en cuenta como las siguientes:

Aliméntate sanamente

La alimentación es clave para garantizar el máximo rendimiento ya que lo que ingieras, te aportará la energía necesaria para entrenar duro y recuperarte más rápido.

De igual manera, alimentarte sanamente te ayudará a prevenir lesiones.

No entrenes demasiado

Correr seguido sin estar en forma para soportarlo, sobre todo largas distancias o a una gran velocidad, puede provocarte síntomas de sobreentrenamiento o lesiones.

Es recomendable entrenar con una cierta cuota de descanso, pero por nada entrenes sintiendo dolor. No te dejes llevar por la frase “No pain, no gain”.

Si entrenas de esta manera, lo único que conseguirás al final del día es cansarte y correr más lento.

Realiza entrenamientos específicos

¿Te estás preparando para una carrera? Si deseas mejorar tu tiempo, entonces incorpora entrenamientos específicos cuatro o seis semanas antes de la competencia.

No te enfoques sólo en correr

Al correr debes tener una buena condición y eso no se logra sólo con el running, sino que debes incorporar otros ejercicios.

Es importante que busques una rutina en donde puedas fortalecer tus piernas  y músculos de los pies, y que también te ayuden a soportar el estrés físico que surge al correr.

Ten una buena rutina de recuperación

Es importante que al terminar el entrenamiento, te concentres en tu recuperación.

El error de muchos es que al terminar se bañan y recuestan porque creen que estar relajados, hará que la recuperación sea más rápida, sin embargo esto no es suficiente.

Estiramientos, aplicación o baños de hielo, dormir y comer bien, son aspectos claves que debes incluir en tu rutina de recuperación.

Corre lento

Aunque es lo que quieres evitar, también es necesario que lo hagas durante tus entrenamientos.

Correr a altas velocidades elevará el estrés de tu cuerpo, afectando el entrenamiento y causando la pérdida de los beneficios.

Mantén una cadencia alta

La cadencia es la cantidad de pasos que das al correr y su unidad de medida son pasos por minuto.

Lo recomendable son 180 pasos por minuto como mínimo o perderás dos grandes beneficios:

  • Mejorar la técnica de carrera
  • Padecer menos lesiones.

(Con información de Run Fitners)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: