Ex futbolista de los Pumas muere de esclerosis

Mauricio Peña desarrolló Esclerosis Lateral Amiotrófica, un mal neuromuscular que lo postró en silla de ruedas.

01/09/2010 11:51
AA

Después de haber sido referente del club Universitario, al desempeñarse como medio de contención y lateral derecho, Mauricio Peña desarrolló Esclerosis Lateral Amiotrófica (enfermedad también conocida como el Síndrome de Lou Gehrig), un mal neuromuscular que lo postró en silla de ruedas, y posteriormente en cama, hasta perder la vida el día de ayer en su casa de Querétaro.

La ELA es una enfermedad degenerativa que surge cuando las células del sistema nervioso llamadas motoneuronas, van disminuyendo gradualmente su funcionamiento hasta morir y provocar parálisis muscular progresiva con nulas posibilidades de sobrevivir, ya que el enfermo sufre parálisis total, al perder todo tipo de control muscular).

En suma, la ELA es la pérdida de fibras nerviosas acompañada de un endurecimiento en la zona lateral de la médula espinal, nudo responsable de los movimientos voluntarios; además de atrofia muscular crónica ya que los músculos dejan de recibir señales nerviosas.

A este mal se le conoce también como enfermedad de Lou Gehrig, beisbolista de los Mulos de Manhattan fallecido en 1941, a los 38 años a causa de, en ese entonces: “una enfermedad poco conocida que le disminuyó sus capacidades físicas” hasta obligarlo al retiro.

Prácticamente no existe una cura o tratamiento eficaz, aunque en los últimos años se ha descubierto que algunos factores del crecimiento neuronal, e inhibidores del glutamato, han mostrado avances en la detención de la enfermedad, sin que, lamentablemente, exista un fármaco que la cure definitivamente.

Otro personaje popular que ha desarrollado la ELA, es el físico Stephen Hawking, que ha vivido con la enfermedad desde los 21 años, siendo la persona que más tiempo ha durado, sin que se tengan explicaciones del porqué, a pesar del desarrollo degenerativo.

A pesar de que los síntomas varían de un individuo a otro, todo comienza cuando a la persona frecuentemente se le caen cosas que tiene en las manos, muestra debilidad y cansancio en brazos o piernas, tiene dificulta para hablar, y presentan tics nerviosos y muchos calambres musculares.

El ex futbolista de los Pumas, Mauricio Peña, permanecía acostado y apenas se comunicaba con asentimientos de cabeza, movimientos de ojos y palabras ininteligibles. Días antes de su muerte, peña rechazó el uso de un ventilador para poder respirar y consideraba que la lucha contra la enfermedad era el partido más difícil de su vida.

Le sobreviven su esposa Magda y sus hijos Mariana y Mauricio.
 

 

Con información de ESPN y Esto


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: