Examen de orina disminuye rechazo renal

Luego de un implante el 15% de los pacientes pierden el órgano, pero con un nuevo estudio este comportamiento inesperado, podría predecirse.

04/07/2013 5:02
AA

 De acuerdo con una nueva investigación publicada en ‘The New England Journal of Medicine,es posible saber si habrá o no un rechazo de órgano en caso de un trasplante renal.

Ahora se realiza una biopsia para calcular el riesgo de rechazo, pero es una prueba invasiva, por ello los médicos esperan que este procedimiento pueda sustituirse por los análisis de orina en un laboratorio.

Con esta sencilla prueba, pueden obtenerse los niveles de tres biomarcadores determinantes en la evolución del injerto renal.

“Cuando se produce un rechazo, gran cantidad de proteínas se eliminan por la orina y, en algunos casos, antes de que la biopsia detecte el rechazo”, señaló Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

El estudio fue realizado y financiado por expertos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EEUU, con el objetivo de lograr una alternativa a la biopsia que sea precisa y no invasiva.

Aunque las personas que reciben un trasplante renal toman inmunosupresores para evitar que su sistema defensivo rechace el órgano, entre un 10% y un 15% de los casos finalmente lo pierde durante el año posterior a la intervención.

Para disminuir este riesgo, los investigadores de cinco centros clínicos, dirigidos por Manikkam Suthanthiran (del Weill Cornell Medical College de Nueva York) y por Abraham Shaked (de la Universidad de Pensilvania, Filadelfia), recogieron muestras de orina de 485 receptores de trasplante renal desde el tercer día de la intervención hasta los 12 meses posteriores.

Después de evaluar los niveles de distintos marcadores asociados previamente al rechazo, observaron que tres de ellos estaban claramente relacionados con un posterior rechazo.

Los biomarcadores incluyen dos moléculas de ARN mensajero que codifican proteínas del sistema inmunológico implicadas en el rechazo del trasplante y una molécula de ARN no codificante que participa en la producción de dichas proteínas.

Según Suthanthiran, esta prueba no sólo confirma la sospecha de un rechazo de injerto renal, puede predecirlo incluso antes de que dé señales. En los pacientes que experimentaron un rechazo, los valores de los tres biomarcadores fueron aumentando lenta y constantemente y unos 20 días antes tuvieron un ascenso más fuerte.

Según los responsables de este estudio, el análisis de orina ayudará, además, a conseguir una atención más personalizada para los receptores de un trasplante renal, ya que permite modular la terapia inmunosupresota en función de la evolución de cada paciente. Antes, aseguran, tendrán que desarrollarse más investigaciones que avalen la eficacia de la prueba. (Con información de El Mundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: