Expertos informan en el Día Mundial del Asma

Hoy existen terapias como los broncodilatadores de corta acción que permiten tener un mayor control sobre los eventos adversos causados por el asma.

05/05/2014 2:21
AA

En el marco del Día Mundial del Asma, celebrado el 6 de mayo, el Dr. Jorge Iván Rodríguez, Neumólogo pediatra del Centro Médico Coyoacán, comentó que se trata de una de las enfermedades crónicas más comunes a nivel mundial, siendo el segundo padecimiento respiratorio más frecuente en la infancia. 

De acuerdo con cifras de la Iniciativa Global para el Asma (GINA, por sus siglas en inglés), esta enfermedad afecta a aproximadamente 300 millones de personas en el mundo, ocasionando 1 de cada 250 muertes a nivel mundial, mientras que en México alrededor de 8 millones sufren esta condición de las vías respiratorias.
 
Por fortuna, hoy existen terapias como los broncodilatadores de corta acción que permiten tener un mayor control sobre los eventos adversos causados por el asma, los cuales mejoran la salud y calidad de vida de los pacientes.
 
El especialista indicó que el asma está relacionada con la unión de factores genéticos, ambientales y alérgenos, los cuales se manifiestan con tos, falta de aire, opresión y silbidos en el pecho, síntomas que pueden agravarse ante circunstancias como las emociones (risa, llanto, enojo, estrés), épocas del año (primavera, invierno), actividad física y exposición al polvo, polen, hubo del tabaco y moho, entre otros factores, ocasionando las llamadas exacerbaciones.
 
“Las personas con asma están en riesgo de una exacerbación cuando sus pulmones y vías respiratorias comienzan a reaccionar de forma exagerada a ciertas cosas que desencadenan las crisis, episodios en los que las vías aéreas se inflaman haciendo difícil la respiración. Un ataque grave puede, incluso, causar la muerte. Por eso, es importante que el paciente aprenda a controlar la enfermedad y lleve siempre consigo su medicamento broncodilatador”, agregó. 
 
El también excoordinador del Posgrado en Terapia Respiratoria en la Universidad Andina de Bogotá, explicó que “la terapia combinada de salbutamol y bromuro de ipratropio permite controlar y reducir la frecuencia de crisis asmáticas, disminuyendo la inflamación y mucosidad en las vías respiratorias durante la exacerbación de síntomas que, de no ser atendidos adecuadamente, podrían ocasionar la disminución irreversible de la función pulmonar”. 
 
“En la medida en que médicos, industria, sociedad y gobierno sumemos esfuerzos encaminados al control de esta enfermedad, podremos ver más niños sonreír cuando pasean en bicicleta o juegan con su cachorro sin la presencia de episodios de angustia y desesperación, mejorando así la calidad de vida de ellos y sus familiares”, concluyó el Dr. Rodríguez.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: