Fármaco contra calvicie, combate alcoholismo

Este medicamento funcionó originalmente para evitar el agrandamiento de la próstata, y presenta algunos efectos secundarios.

17/06/2013 2:15
AA
Las aplicaciones médicas de la finasterida parece que se pueden utilizar en otro padecimiento que afecta a los seres humanos. Su primer tratamiento fue para la hiperplasia o agrandamiento de la próstata, esto convirtió uno de sus efectos secundarios en un gran aliado contra la calvicie; recientemente demostró, en animales, que puede reducir las ganas de beber alcohol.
 
El estudio, próximo a publicarse en Alcoholism: Clinical & Experimental Research, también ha encontrado que los hombres que presentan los efectos secundarios sexuales relacionados con este medicamento, notaron una disminución en su consumo de alcohol.
 
El fármaco Finasterida es un inhibidor de la quinta reductasa, la cual bloquea la producción de una variedad de hormonas y moduladores del colesterol, incluyendo ciertos andrógenos y otro tipo de esteroides que son activos tanto en el cuerpo como en el cerebro.
 
A pesar de los beneficios que presenta este medicamento, los efectos secundarios que presenta en muchos pacientes se ha detectado un aumento en los casos de disfunción sexual con síntomas como disminución de la libido y disfunción eréctil.
 
“Finasterida es un medicamento sintético que se usa para tratar la hiperplasia de la próstata y la calvicie de patrón masculino y únicamente menos del cinco por ciento de ellos desarrollan efectos secundarios sexuales”, explica Michael S. Irwig, de la Universidad George Washington y único autor del estudio.
 
“Hasta ahora no se ha utilizado para la reducción de alcohol en los humanos y este estudio está entre los primeros en ver sus efectos sobre el alcoholismo en humanos”, añadió el experto.
 
“Este estudio es importante porque es el primero que ha relacionado en humanos el uso clínico de finasterida a los cambios en el consumo de alcohol”, aseguró Chuck Zorumski, jefe de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.
 
En el estudio se analizaron a 83 hombres sanos que habían desarrollado efectos secundarios sexuales persistentes que se habían asociado al uso de la finasterida, a pesar de haber suspendido su consumo por lo menos tres meses antes.
 
Se realizaron entrevistas e Irwig recogió información sobre los historiales médicos de los voluntarios, la función sexual y los hábitos de consumo de alcohol antes y después del consumo del fármaco.
 
“Vimos que, además de que los efectos secundarios sexuales persistentes asociados con finasterida, la mayoría de los hombres habían reducido su consumo de alcohol. Muchos dejaron por completo de beber”, anunció el investigador.
 
“El trabajo puede abrir un área importante de investigación clínica”, añade Zorumski.
 
Otro resultado del estudio fue que las personas que tenían problemas para tolerar el alcohol después del tratamiento con el fármaco, incluyendo un aumento de ansiedad, cansancio, mareos, intoxicación con menos ingesta de alcohol y menor euforia.

(Con información de ABC.es) 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: