Facebook y sexo activan misma zona cerebral

Publicar cosas personales en Facebook es equivalente, a nivel cerebral, al placer del sexo o una buena comida.

08/05/2012 8:30
AA
La publicación de comentarios en la red social Facebook activa la misma región cerebral que el sexo o que una comida exquisita, asegura un estudio realizado por investigadores científicos de la Universidad de Harvard.
 
De acuerdo con el estudio publicado en la revista Proceedings, de la Academia Estadunidense de las Ciencias (PNAS), el comentar alguna cosa personal en dicha red social tiene el mismo valor placentero que el sexo y una buena comida. 
 
La relación se halla en el hablar de uno mismo, y los científicos la tradujeron con cifras que marcan que del 30 al 40 por ciento del tiempo que habla una persona es utilizado para hablar de sí misma, sus experiencias y opiniones; y en las redes sociales esta cifra aumenta hasta alcanzar el 80 por ciento.
 
“Lo que queríamos saber es por qué, de manera constante, las personas divulgan información acerca de sí mismas en las conversaciones, por internet, con conocidos o desconocidos, con quien quiera que les escuche”, señaló Diana Tamir, directora del estudio.
 
De acuerdo con los investigadores, las personas asignan un valor subjetivo muy alto a las oportunidades de comunicar pensamientos y sentimientos personales a otras personas, y al hacerlo se activan mecanismos neurales y cognitivos asociados con la gratificación, no obstante, los científicos no han determinado a cuánto equivale la satisfacción.
 
“No hemos podido probar que abrirse a los demás active estas regiones nerviosas en la misma medida que otras actividades generadoras de sensación de recompensa”, afirmó la Tamir, directora del estudio. 
 
Según el estudio, los seres humanos comienzan a atraer la atención ajena desde los 9 meses de edad, y lo mismo sucede con los adultos, quienes intentan compartir con los demás sus conocimientos. 
 
Por medio de imágenes de resonancia, los investigadores advirtieron el trabajo del cerebro mientras hablaban sobre sus creencias y sus ideas, y opinaban sobre las de otros. 
 
“El hablar sobre sí mismo apareció firmemente asociado con una activación incrementada de las regiones del cerebro que forman el sistema mesolímbico de dopamina, incluido el nucleus accumbes y el área tegmental ventral”, aseguraron los científicos. 
 
Finalmente, la directora del estudio afirmó que al mismo tiempo descubrieron que, si bien por un lado es gratificante hablar de uno mismo, también “sabemos que el no compartir la información, especialmente la emocional, puede tener efectos negativos para la salud”. (Con información de La Jornada)

 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: