Fallece comediante mexicano Chespirito

El actor y comediante tenía 85 años; aun no se han dado a conocer los motivos de su muerte, pero la salud de sus pulmones estaba deteriorada.

28/11/2014 12:52
AA

Este viernes falleció el actor, comediante,dramaturgo, escritor, guionista, compositor, director y productor de televisión mexicano, Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como “Chespirito”, en Cancún, donde residía desde hace años por problemas de salud. Vivir al nivel del mar beneficiaba la salud de sus pulmones. Hasta el momento no se ha dado a conocer el motivo de su fallecimiento.

El ingeniero que se convirtió en comediante

La mayoría de los mexicanos no conoce el gigantesco impacto y arraigo que tienen en todo América Latina los programas El Chavo del Ocho y El Chapulín Colorado, creados por Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”.

Una escena real puede ilustrar la magnitud del fenómeno: un miércoles por la tarde quince o veinte personas se agrupan frente a un televisor en el Mercado Nacional de Artesanías de San José, Costa Rica. El grupo frente a la pantalla llama la atención en un pasillo donde todos avanzan muy aceleradamente. ¿Qué miran? Podría pensarse que están atentos a una noticia de último minuto o a un partido deportivo en curso; pero no, miran un capítulo de El Chavo del Ocho grabado hace más de 30 años.
 
– ¿Es usted mexicano? – pregunta alguno de los televidentes- Seguro que en su país deben realizarle a Chespirito un homenaje nacional- añade.
 
Escenas similares pueden observar los mexicanos en distintos países donde se habla español y se han arraigado frases del arsenal cómico-lingüísticos de Chespirito como “Se aprovechan de mi nobleza”, “No contaban con mi astucia”, “Fue sin querer queriendo” o “Síganme los buenos”.
 
No importa si los programas ya han sido transmitidos una y otra y otra vez. Tampoco importa si los personajes que actúan de niños ya muestran grandes ojeras bajo los párpados y arrugas en su piel. Todavía hoy se pueden ver repeticiones de la vecindad del Chavo en Colombia, Argentina y Bolivia, pero también es común que a los mexicanos les pregunten pregunten por Chespirito personas que lo conocieron mirando la televisión en Chile, Perú, Ecuador, Puerto Rico o Venezuela. Es un clásico porque con las mismas obras, en diferentes tiempos, genera risa.
Aspirante a ingeniero
 
Roberto Gómez Bolaños estudió ingeniería en la Universidad Autónoma de México. Sin embargo no concluyó los estudios debido a que empezó a trabajar como escritor creativo en la agencia de publicidad D’Arcy a los 22 años de edad.  Su apetito de triunfo era mucho. Su padre, Francisco Gómez Linares murió dejando a sus tres hijos con su madre, Elsa Bolaños Cacho, una secretaria bilingüe que tuvo que vivir con su familia en unos locales comerciales que conservaron después de que un banco les embargó la mayor parte del predio donde vivían.  
 
Escribiendo encontró su pasión y escribiendo se abrió paso a la fama y la fortuna. Entre los 30 y 34 años se separó un poco del mundo de la publicidad y comenzó a escribir guiones para programas de televisión como “Cómicos y Canciones” y “El Estudio de Pedro Vargas”, que fueron tremendos éxitos por esa época.
 
En 1968 tuvo su primera gran oportunidad en la pantalla chica, vía TIM (Televisión Independiente de México) quienes le dieron la oportunidad de tener su secuencia de media hora “Los Super Genios de la Mesa Cuadrada” y “El Ciudadano Gómez” dentro del programa “Sábados de la Fortuna” que tenía 5 horas de duración. Poco a poco el rating reveló que la gente veía más esa secuencia del programa y finalmente en 1970 se le dió la oportunidad de tener su programa propio al que llamó “Chespirito” todos los lunes en el horario estelar de las 8 de la noche. 
 
Fue justamente en ese programa donde a la edad de 41 años, da rienda suelta a su imaginación creando los personajes el Chómpiras, el Dr. Chapatín, el Chapulín Colorado y el que sería su más grande éxito “El Chavo del Ocho”.
 
Debido a su permanente inclusión, primero accidental, de la desaparecida letra “CH” en los nombres de personajes, objetos y lugares de sus creaciones, decidió hacerlo su sello personal. Inclusive su nombre, cuando quedó inmortalizado como “Chespirito” por el director de cine Agustín P Delgado, debido a su gran talento y trascendencia comparables a Shakespeare.
 
Bolaños era según el director “un Shakespeare chiquito”. Y como no podía ser muy latinoamericano el “Shakespirito” quedó finalmente como “Chespirito”.
 
La carrera de este cómico tuvo después un desdoblamiento vertiginoso, escribiendo guiones para 25 películas cómicas como El Chanfle, Don Ratón y Don Ratero, así como produciendo cintas de drama infantil como Elisa antes del fin del mundo.
 
Polémicas políticas
La fama de Chespirito y su compañía fue tan grande y bien recibida en América Latina que comenzaron las giras y también las críticas. En  1977 se escribieron duros textos contra el cómico mexicano por haber realizado una gira por Chile, cuando el país sudamericano era gobernado por el dictador Augusto Pinochet cuyo régimen sufría un fuerte boicot internacional, que afectaba también al ámbito artístico. Gómez Bolaños se defendió señalando que él no visitaba a los gobernantes ni a los políticos sino a los pueblos que disfrutan su trabajo.
 
En México, Gómez Bolaños apoyó públicamente la candidatura de Vicente Fox a la presidencia de México, en contra del PRI, que había gobernado 71 años consecutivos. Ese apoyo no fue cuestionado, pero si lo fue el que volvió a ofrecer al Partido Acción Nacional en 2006 en anuncios televisivos apoyando la campaña presidencial de ese partido. También emitió fuertes críticas contra el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, al que acusó de dividir a los mexicanos.
 
En 2007 tuvo otra participación política controvertida en la que se unió al reclamo de grupos católicos que pugnaban por mantener el aborto como un delito en el Distrito Federal. Esta fue una controversia perdida pues los representantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal se inclinaron por despenalizarlo durante las doce primeras semanas de gestación. Después de esas participaciones públicas no ha vuelto a emitir opiniones o comentarios políticos en medios masivos.
 
Ocaso y retiro.
En el año 2000, la cadena de televisión Televisa le rindió un homenaje titulado “¡No contaban con mi astucia!”, conmemorando los 30 años de aniversario del programa El Chavo del Ocho. Años después, el 19 de noviembre del 2004, Roberto Gómez Bolaños se casó con la actriz Florinda Meza, tras más de 27 años de unión libre.
 
Chespirito fue internado de emergencia en un hospital de la Ciudad de México en noviembre de 2009. Según declaraciones de su hijo Roberto Gómez Fernández; Chespirito tuvo una complicación de la próstata, por lo cual le hicieron una intervención quirúrgica sencilla.
 
Comenzó entonces un retiro más rígido, trasladándose a vivir a Cancún, Quintana Roo. El 28 de mayo del 2011, Chespirito abrió su cuenta en Twitter llegándo a alcanzar en menos de un día más de 170 mil seguidores, al segundo día un total de 250 mil seguidores, y medio millón en tan solo una semana.El 20 de noviembre de 2013, Chespirito recibió el Premio Ondas Iberoamericano a la trayectoria más destacada en televisión. 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: