Falta de sueño, arriesga decisiones financieras

Según investigadores, la falta de sueño llevaría a pensamientos optimistas que no consideran consecuencias de riesgos financieros.

13/03/2011 5:08
AA

Hace unos días SUMEDICO retomó un estudio realizado por  investigadores del Allegheny College de Pennsylvania (Estados Unidos), que demostraba que una jornada de estrés puede elevar la presión arterial de una persona, pero también puede ser revertida si tomamos una siesta de 45 minutos.

Y es que los nuevos estilos de vida, las largas sesiones de trabajo, la exposición al televisor y la internet reducen hasta en más de dos horas el sueño promedio de una persona.

Los estudiosos del tema relacionan la falta de sueño con la aparición de problemas en la salud como hipertensión y otra clase de enfermedades cardiovasculares.

Pero ahora, la falta de sueño podría llevar a pensamientos demasiado optimistas que no logran considerar adecuadamente las consecuencias potenciales de los riesgos financieros, según sugiere un estudio reciente.

Investigadores de la Universidad de Duke evaluaron los efectos de la privación de sueño en 29 voluntarios adultos a quienes se pidió participar en varias tareas de toma de decisiones económicas por la mañana tras una noche de sueño normal, y una vez más por la mañana tras una noche con falta de sueño.

Mediante el uso de escáneres por IRM para estudiar la actividad cerebral, encontraron que los que sufrían de falta de sueño tenían más actividad en regiones que evalúan los resultados positivos, y menos actividad en regiones que procesan los resultados negativos.

Hace mucho se sabe que la falta de sueño puede alterar las capacidades de toma de decisiones y afectar ciertas capacidades de pensamiento como la atención y la memoria, pero este estudio se enfocó en la forma en que la falta de sueño podría también afectar a la toma de decisiones financieras, señalaron los autores del estudio.

El estudio, que aparece en la edición del 8 de marzo de la revista Journal of Neuroscience, podría ser una mala noticia para ciertas personas, como las que apuestan toda la noche, apuntaron los investigadores.

“Las personas que apuestan tarde en la noche se enfrentan a algo más que las probabilidades no favorables de las máquinas de apostar. También luchan contra la tendencia de un cerebro privado de sueño de buscar implícitamente ganancias al mismo tiempo que pasa por alto el impacto de las pérdidas potenciales”, comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Duke el autor líder Vinod Venkatraman, estudiante de postgrado en psicología y neurociencia. “Las medidas para combatir la fatiga y mejorar la alerta podrían resultar inadecuadas para vencer estos sesgos de decisión”.

Los casinos usan muchos trucos para animar a la gente a arriesgarse con el dinero, como el alcohol gratis, las luces y sonidos llamativos, y usar fichas o créditos electrónicos en lugar de dinero de verdad, anotó el coautor Scott Huettel, profesor asociado de psicología y neurociencia, y director del Centro de Ciencias Interdisciplinarias de la Decisión de la Duke.

“Seguro que la falta de sueño hace que apostar sea aún más tentador para muchas personas”, apuntó Huettel en el comunicado de prensa. (Con información de HealthDay)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: