Familias de desaparecidos viven luto interrumpido

El duelo no sólo significa pérdidas humanas, sino también cosas significativas en la vida de una persona.

29/10/2014 4:08
AA

La imposibilidad de resolver un proceso de duelo de forma natural es una de las consecuencias psicológicas considerables que experimentan familiares, amigos y parejas de un desaparecido; la mayoría de las veces con el potencial de marcarlos para siempre e impedirles llevar una vida normal.

 
Óscar Galicia, académico del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana, profundizó cómo la solidaridad de la sociedad mexicana con los familiares de los 43 desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa es un reflejo de “una sociedad que ya ha experimentado demasiado este tipo de circunstancias”.
 
Declaró que parte de la resolución que necesitan las familias de las víctimas es la impartición de justicia, ya que si no la obtienen, no van a superarlo y recordarán el hecho como una injusticia que los va a marcar de por vida.
 
De acuerdo con el investigador, el proceso de luto normal implica varias etapas que culminan en la superación de la pérdida.
Galicia mencionó que hay cinco etapas del duelo que utilizan los psicoterapeutas para ayudar a las personas que han sufrido una pérdida considerable en su vida.
 
“Usualmente, cuando hablamos del duelo, los psicólogos nos referimos a la pérdida de algo importante. El duelo puede implicar pérdidas, no sólo humanas, sino también de cosas significativas en la vida de una persona”, puntualizó.
 
Las personas experimentan varias facetas del duelo como la negación, en donde existe resistencia de la persona para aceptar la pérdida; o la depresión, en la que el doliente se percata de que la pérdida existe y no hay manera de repararla, lo que deriva en una situación de angustia o dolor emocional.
 
Sin embargo, el proceso de luto suele culminar en la resolución, que lleva a la aceptación de la pérdida y permite a las personas recuperarse y continuar con su proceso de vida.
 
Cuando se logra superar la pérdida, es posible es posible regresar a un estado “normal”; mientras que los familiares y seres queridos de desaparecidos se encuentran ante la imposibilidad de resolver su luto, advirtió.
 
El psicólogo explicó que en el caso de una desaparición, para los familiares es muy difícil superar fases como la negación o el enojo, debido a la falta de información que existe respecto a lo que les ocurrió a sus hijos, hermanos, amigos o cónyuges desaparecidos.
 
Asimismo, agregó, es común que las personas en esta situación se estanquen, y lo ejemplificó con el caso de las Madres de la Plaza de Mayo en Argentina, quienes han pugnado durante décadas por la aparición con vida de los desaparecidos durante la dictadura de Jorge Rafael Videla.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: