Fanatismo deportivo afectaría vida social

Un especialista refirió que la obsesión por los deportes debe ser atendida por un especialista, para que no afecte la vida social del paciente.

21/09/2011 4:11
AA
Con el inicio reciente de la temporada 2011 de futbol americano de la NFL, el psicólogo clínico de la Facultad de salud pública de la Universidad de Alabama en Birmingham, Josh Klapow, reveló que algunos seguidores de este deporte pueden obsesionarse tanto con la temporada que llegarían a afectar sus relaciones sociales y su calidad de vida. 
 
El mismo especialista remarcó que existe una clara diferencia entre un fanático dedicado a disfrutar del deporte y un adicto el futbol americano. 
 
“Lo que importa no es cuánto tiempo se pase viendo fútbol americano, sino si causa conductas negativas en la vida o no. Ya sean diez o cuarenta horas por semana, el tema es su efecto sobre las obligaciones de la vida real”, manifestó el especialista.
 
De igual manera, el doctor delineó una serie de directrices para confirmar si un conocido es fanático del futbol solamente o un adicto:
  • Piensa sobre fútbol mientras hace otras cosas
  • Se irrita si se interrumpe el juego
  • Falta a eventos familiares o de otro tipo para ver un partido
  • Se deprime, enoja o violenta cuando un equipo determinado pierde
El doctor comentó que quienes muestran este tipo de comportamiento deben acudir con ayuda profesional para atender su adicción, porque pueden afectar las relaciones con sus seres queridos. 
 
“En última instancia es un hábito que hay que cambiar, y seguir adelante significa cambiar la conducta poco a poco”, comentó Kaplow.
 
A continuación, se detallan las medidas que puede ir tomando un adicto al deporte en plena recuperación:
  • Llevar un diario semanal del tiempo que gasta viendo, escuchando o jugándolos deportes en internet
  • Limitar su exposición a eventos deportivos a una vez a la semana, durante no más de dos horas
  • Pedir a familiares y amigos que ayuden con las decisiones sobre ausentarse si los eventos deportivos que entren en conflicto con ocasiones importantes, como cumpleaños, aniversarios y otras reuniones
  • Hacer otras cosas, en lugar de ver o escuchar deportes, como puede ser hacer ejercicio o socializar con la familia y los amigos
  • Buscar ayuda de un profesional de la salud mental
 
“Ver deportes provee una ruta de escape para muchos, permitiéndoles evitar pensar sobre los problemas o sentimientos que no desean afrontar. Pero mientras más tiempo dura, más fuerte se hace, y más relaciones arruinará (…) Buscar ayuda profesional puede fomentar un cambio”, finalizó Kaplow. (Con información de MedlinePlus)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: