Fatiga mental afecta productividad de empleados

El agotamiento mental es una consecuencia de los horarios y el estrés que caracterizan la vida laboral en la actualidad.

13/02/2015 4:03
AA

Debido al estrés laboral y a los estímulos a los que están expuestos los trabajadores, la fatiga mental cada vez es más frecuente.

 
De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), México supera en casos de estrés laboral a China y Estados Unidos, con 75 por ciento de empleados que reportaron que lo padecen. 
 
El estrés, que deriva en cansancio mental y ocasiona problemas psicológicos y emocionales más profundos, representa pérdidas de entre 0.5 y 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto de un país, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
 
El agotamiento mental es una consecuencia de los horarios y el estrés que caracterizan la vida laboral en la actualidad: “El cansancio, tanto mental como físico, se relaciona con un vivir acelerado. Tenemos tiempos de entrega cortos, nos llenamos de actividades, pero también nos saturamos de estímulos, los cuales han incrementado gracias al avance de la tecnología”, explicó Georgina Tepale Palma, académica perteneciente al Programa de Atención Estudiantil Universitaria.
 
“Es decir, no solamente centramos nuestras energías en algo específico, sino que queremos concentrarnos en tres o cuatro cosas a la vez, lo cual termina por sobresaturarnos”, añadió.
 
Esto puede llevarnos a experimentar algo conocido como el síndrome del burnout, un padecimiento que incluye fatiga crónica, ineficacia y negación de lo ocurrido.
 
El burnout está asociado a una frustración y un descontento que después se convierte en depresión, enojo u otra situación. La persona está imposibilitada para controlarlo y atenderlo.
 
De acuerdo con Tepale, se puede definir como cansancio a la manifestación, tanto mental como física, de los efectos del estrés en el organismo. El cansancio, agregó, disminuye la capacidad de respuesta de la persona, y generalmente tiene múltiples causas, porque implica una afectación a todo el organismo, desde la parte física, mental y emocional.
 
Recordó que el estrés repetitivo puede alterar físicamente nuestro cerebro e incluso modificar la manera en la que aprendemos, recordamos y tomamos decisiones. 
 
La incapacidad de descansar puede tener consecuencias relacionadas con trastornos psicológicos y emocionales, como la depresión y la ansiedad generalizada. También, en palabras de la especialista, provoca tensión muscular, que da origen a calambres, contracturas musculares, gastritis, colitis y dificultades para dormir. Además provoca irritabilidad: es común que las personas cansadas no tengan la misma disposición para hacer sus tareas y se muestren intolerantes con los demás.
 
La fatiga mental, de acuerdo con la experta, puede afrontarse tomando pausas breves en el trabajo o en el estudio. Sin embargo, se debe tener cuidado con las distracciones que alargan el tiempo de las pausas, que se pueden evitar con la programación de alarmas.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: